Las ventas internacionales ya representan el 57% del total

El resultado de Almirall se reduce un 40% por los recortes sanitarios

El grupo farmacéutico Almirall ha obtenido un beneficio neto de 18,3 millones de euros en el primer trimestre del año, un 40,2% menos que en el mismo periodo del año pasado, según explicó ayer la empresa en una nota a la CNMV. El laboratorio valoró que este resultado está "temporalmente por debajo de las previsiones, debido al calendario de eventos".

Las ventas alcanzaron los 200,2 millones en este periodo, un 5,9% menos que el año anterior. La caída de la facturación en España fue del 27,2%. Las ventas internacionales, por su parte, ya representan el 57% del total de la compañía, frente al 44% del primer trimestre de 2011.

Según la compañía, las ventas se han situado "por delante de las previsiones a pesar de las reformas en España y de la competencia de genéricos para algunos productos". El consejero delegado de la farmacéutica, Eduardo Sanchiz, explicó ayer al respecto que, a pesar del "entorno difícil", Almirall "ha confirmado sus previsiones financieras para este primer trimestre".

ALMIRALL 14,36 0,21%

Sanchiz apuntó que el proceso regulatorio para la aprobación de sus plataformas clave de crecimiento, las moléculas aclidinio, para la enfermedad pulmonar Epoc, y linaclotida, para el síndrome de intestino irritable, "siguen su curso" y que esperan respuesta "en los próximos meses".

La compañía trabaja en preparar su estructura internacional para cuando llegue el momento de los lanzamientos. La farmacéutica está redimensionando su capacidad en "países europeos clave" en los que prevé la comercialización de sus productos. La compañía tiene un acuerdo de licencia con Menarini para la venta del aclidinio en la mayor parte de los países de la UE y con Daewoong en Corea.

Sobre los lanzamientos más recientes, Sanchiz ha dicho que "están evolucionando de manera satisfactoria y contribuyen a la renovación de la cartera de productos", destacó. Sativex, para la esclerosis múltiple, acaba de recibir la recomendación de aprobación en diez países europeos más.

Ligera caída en la plantilla del grupo

El número de empleados de Almirall al final del primer trimestre de este año se situó en 2.745 trabajadores, un 1,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. A finales de 2010 la plantilla era de 2.831 empleados y a finales de 2011 trabajaban en Almirall unas 2.765 personas.

El gasto en investigación y desarrollo ha aumentado de manera temporal hasta los 38 millones, un 9,2% más, debido a la "realización progresiva de los estudios clínicos", aunque se espera que al final de año será "muy parecido a las cifras de 2011".

Los gastos generales y de administración han aumentado un 9,2%, hasta los 91,8 millones, debido a las "actividades de prelanzamiento y el despliegue progresivo de recursos comerciales".

La deuda con entidades de crédito se ha situado en 142,8 millones.