La inmobiliaria pasa de provisionar 97,7 millones a 152,3

Martinsa dispara sus provisiones por Marruecos, Jove y Hacienda

Martinsa Fadesa elevó en 2011 las provisiones para riesgos hasta los 152,3 millones de euros. Diferencias con Hacienda, el juicio contra Manuel Jove y un nuevo contencioso, esta vez en Marruecos, han disparado dicha partida.

Diferencias con Hacienda y con el exsocio de la compañía en Marruecos, el grupo Addoha, han obligado a Martinsa Fadesa a incrementar las provisiones para riesgos y gastos en 2011 hasta los 152,3 millones, desde los 97,7 millones provisionados en 2010.

La compañía presidida por Fernando Martín, que se declaró en concurso de acreedores en junio de 2008 con unos 7.000 millones de deuda, afronta una reclamación por 34,4 millones de su exsocio en Marruecos, el grupo Addoha. La empresa marroquí ha acudido a la Corte Internacional de Arbitraje, el pasado 30 de noviembre, por supuesto incumplimiento de un contrato de compraventa de acciones suscrito por las dos inmobiliarias en 2007, según desvela Martinsa Fadesa en su informe anual, recientemente enviado al regulador del mercado español.

El grupo ha elevado sus provisiones por impuestos desde los 56,2 millones de 2010 hasta los 74 millones en 2011. Martinsa explica en su informe anual que el pasado ejercicio se han dotado 12,9 millones por el impuesto de sociedades liquidadas en años anteriores. En 2010 ya se provisionaron actas incoadas por 26,3 millones.

Martinsa Fadesa, según han explicado a este diario fuentes de la empresa,ha provisionado también 15 millones de euros por la desestimación de su demanda contra Manuel Jove y Antonio de la Morena, por la que fue condenada al pago de costas, que según diferentes fuentes oscilaría entre los 6 ylos 60 millones de euros como máximo. El grupo inmobiliario demandó al expresidente y exconsejero delegado de Fadesa por entender que en la venta de la compañía gallega a Martinsa, acordada en 2006, por 4.045 millones de euros,se sobrevaloraron activos por más de 1.500 millones de euros. Martinsa recurrió dicha sentencia a la Audiencia Provincial de La Coruña.

Dudas del auditor

Ernst & Young, auditor de las cuentas de 2011 de Martinsa Fadesa, advierte que la continuidad de la actividad de la compañía está condicionada "fundamentalmente a la aprobación definitiva del Nuevo Convenio de Acreedores, al cumplimiento del Plan de Pagos incluido en dicho convenio, al cumplimiento del Nuevo Plan de Viabilidad, a la obtención de financiación necesaria y al mantenimiento continuado del equilibrio patrimonial requerido".

Martinsa Fadesa logró la aprobación del juez a una propuesta de convenio de acreedores en marzo de 2011, con lo que prácticamente la compañía dejaba así de estar en concurso de acreedores. Sin embargo se han presentado a dicha sentencia escritos de oposición, tanto por parte de acreedores como de la administración concursal, con lo que, subraya el auditor de la inmobiliaria, "la sentencia aprobatoria (...) no es firme".

El auditor recuerda también que Martinsa Fadesa prevé una tesorería con saldo negativo para este año, de 48 millones y que a 31 de diciembre se encuentra en situación de desequilibrio patrimonial. Ernst & Young también llama la atención sobre el informe de valoración de activos, existencias e inversiones inmobiliarias de Martinsa Fadesa, que arroja un deterioro de 2.650 millones de euros.