Concedió 265 millones a los estudios cinematrográficos

Bruselas ve ilegal la ayuda de la Generalitat a la Ciudad de la Luz

La Comisión Europea ha declarado ilegales las ayudas concedidas por la Generalitat Valenciana a los estudios cinematográficos Ciudad de la Luz, situados en Alicante. El Ejecutivo considera que la ayuda financiera de 265 millones "no se facilitó en condiciones de mercado, por lo que tienen que ser devueltos por el beneficiario". Por su parte, el Gobierno autonómico ha anunciado que recurrirá la sentencia.

La Comisión Europea considera que los 265 millones de euros de financiación pública concedidos por la Generalitat Valenciana a los estudios cinematográficos Ciudad de la Luz "no se facilitaron en condiciones de mercado, por lo que tienen que ser devueltos por el beneficiario". En un comunicado, el Ejecutivo comunitario explica que "tras una investigación exhaustiva, la Comisión concluyó que ningún inversor privado habría aceptado invertir en las mismas condiciones y que la financiación pública falsea de forma masiva la competencia entre los principales estudios de cine europeos".

Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión y responsable de la política de competencia asegura que "no hay ninguna necesidad de destinar dinero público a la financiación de un nuevo operador, se penaliza, por encima de todo, a los operadores existentes y a los nuevos operadores potenciales, que han de actuar sin financiación estatal". "En el actual clima económico, las consecuencias pueden ser desastrosas", afirma en el citado comunicado.

En 2008 y a raíz de varias denuncias, la Comisión abrió una investigación en profundidad sobre la financiación de los estudios cinematográficos Ciudad de la luz por parte de la Generalitat Valenciana. Basándose en el plan de negocio inicial, las autoridades españolas consideraron que la ayuda pública no entraba en el ámbito de aplicación de las normas de la UE en materia de ayudas estatales, ya que un inversor privado habría invertido en las mismas condiciones.

La investigación de la Comisión "ha llegado a la conclusión de que el mercado europeo de los grandes estudios cinematográficos no solo es muy competitivo, sino que lo es cada vez más a raíz de la adhesión de 12 nuevos Estados miembros a la UE en 2004 y en 2007 y la creación de nuevos estudios de gran tamaño". Además, "la Comisión albergaba serias dudas de que, en este entorno competitivo, la decisión de invertir en un proyecto totalmente nuevo al margen de los grandes centros de actividad audiovisual como Madrid y Barcelona pudiera ser consecuencia de consideraciones comerciales". "Esta impresión se vio corroborada por las reacciones recibidas a raíz de la solicitud de observaciones realizada por la Comisión a propósito de la medida". Es decir, "tanto la evaluación económica en profundidad realizada por la Comisión como un informe externo independiente del plan de negocio concluyeron que, sobre la base de este último, un inversor privado no habría financiado al 100 % Ciudad de la Luz".

Por lo tanto, la Comisión Europea concluye que "la inversión constituye ayuda estatal con arreglo a las normas de la UE". "La ayuda puede ser considerada compatible si persigue un objetivo de interés común europeo, como el desarrollo regional, económico o cultural. Sin embargo, las autoridades españolas no han acreditado que los beneficios del proyecto para el desarrollo regional superen el falseamiento de la competencia derivado de la elevada cuantía de la financiación pública", recalca.

"Es evidente que en la UE ya hay varios estudios de cine y que existe un cierto riesgo de exceso de capacidad, que se ha visto agravado por la construcción de Ciudad de la Luz, financiada con fondos públicos", concluye.

La Generalitat recurrirá el fallo de la UE

Por su parte, el president del Gobierno valenciano, Alberto Fabra, en declaraciones a los periodistas tras visitar el Museo Lladró en la localidad valenciana de Tavernes Blanques, ha anunciado que la Generalitat recurrirá la decisión de la Comisión Europea.

Fabra ha reconocido tanto que no conoce el fallo en profundidad como que la semana pasada en Bruselas, el comisario europeo de Competitividad, Joaquín Almunia, ya le adelantó su conclusión, hecha pública hoy por la Comisión Europea en un comunicado de prensa.

El president se ha puesto "a disposición del Gobierno de España y de la UE" y ha reiterado su convencimiento de que ese dinero, tal y como se ha defendido desde la Generalitat, "está bien empleado".

"La aportación (a la Ciudad de la Luz) no se puede entender como una ayuda estatal, sino como la de un inversor privado dentro de una economía de mercado, que es lo que decían los estudios y las auditorías previas", ha afirmado.

"Vamos a ver cuáles son los términos del fallo (de la UE), pero desde la tranquilidad, vamos a recurrir esa decisión", ha concluido Alberto Fabra.