Guía fiscal 2012

CincoDías ofrece todas las novedades fiscales de 2012

Desde este lunes, el diario entrega la 'Guía Fiscal 2012', 10 libros para conocer el sistema tributario

La reforma del sistema tributario llevada a cabo por el nuevo Gobierno del Partido Popular, uno de los asuntos estrella del inicio de esta legislatura junto a la del mercado de trabajo, ha traído un buen número de novedades que conviene tener presentes, más aún inmersos como estamos en pleno periodo de declaración de la renta (del 3 de mayo al 2 de julio) y a pocos días vista para que comience el de sociedades (a partir del 1 de julio).

CincoDías ofrece una colección imprescindible para conocer estas novedades tributarias y poder realizar una ventajosa planificación fiscal. La Guía Fiscal 2012, elaborada por la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) y patrocinada por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), incluye 10 libros que comprenden el conjunto del sistema tributario español.

El primer volumen se entrega gratis junto con el periódico el próximo lunes, 7 de mayo, e incluye el estuche para ordenar y guardar la colección completa. Este primer tomo está dedicado a resaltar y dar a conocer las novedades fiscales de este año. La recuperación de la deducción por adquisición de vivienda habitual, el recargo temporal en el tipo impositivo del IRPF, los recortes de beneficios tributarios en el impuesto sobre sociedades o la controvertida amnistía fiscal son algunas de las novedades analizadas.

El martes, 8 de mayo, con la segunda entrega, gratis un CD-ROM con dos prácticos programas de gestión

El segundo libro y las sucesivas entregas, de lunes a viernes durante las dos próximas semanas, se podrán adquirir por solo 0,50 euros junto al periódico. Además, con la segunda entrega, el martes, 8 de mayo, se pone a disposición de los lectores, gratis, un CD-ROM con dos prácticos programas de gestión: uno sobre contabilidad y otro sobre estimaciones, elaborados por la empresa de servicios Diez Software de Gestión.

Los suscriptores del periódico pueden obtener la colección completa solicitándola en el número de teléfono 902 996 505 o vía correo electrónico en la dirección suscripciones@cincodias.es.

La guía dedica una especial atención a los tres grandes tributos: IRPF, impuesto sobre sociedades e IVA, que son analizados en sendos volúmenes de forma práctica, con abundantes ejemplos, cuadros y gráficos. En las sucesivas entregas, y con estos mismos principios, se aborda la fiscalidad internacional y la declaración de la renta de los no residentes, las particularidades autonómicas -en el ámbito de muy diferentes tributos- y los procedimientos tributarios, donde se explican cuestiones como la gestión, inspección, recaudación y reclamación de tributos.

La Guía Fiscal 2012 está elaborada de forma eminentemente práctica, enfocada para que sirva de herramienta útil para aprovechar al máximo las novedades de 2012 y destacando los aspectos más importantes de los impuestos. "Con esta guía nos hemos querido alejar de los tecnicismos, hemos querido hacer una guía más cercana al ciudadano de a pie, que sirva tanto para el profesional de la fiscalidad como para personas con conocimientos básicos", explica Teresa Rivero, responsable de marketing y comunicación de Aedaf, encargada de la coordinación de los autores y del contenido de la guía.

Con todo, y como relata Antonio Durán-Sindreu, presidente de Aedaf, en la presentación de la colección, la Guía Fiscal 2012 no es un estudio completo y exhaustivo de cada figura impositiva, sino un sencillo resumen de los aspectos más importantes de las mismas. "Nos hemos alejado de lo teórico para ir más a lo práctico, para hacer fácil lo difícil y poner la fiscalidad al alcance de todos", remacha Rivero.

Sociedades, clave del éxito recaudatorio

El Gobierno ha fiado buena parte del éxito fiscal de este ejercicio al impuesto sobre sociedades, la figura impositiva que más capacidad recaudatoria ha perdido con la crisis. El Ejecutivo ha aprobado un listado de modificaciones en este impuesto con el que pretende recaudar 5.350 millones de euros.

La nueva normativa pone coto a los gastos financieros, calificados por los inspectores de Hacienda de verdadero agujero negro. De este modo, las empresas solo podrán deducirse los gastos financieros por un importe equivalente al 30% del beneficio. El objetivo de esta modificación es evitar que los grandes grupos se presten dinero entre sí con el único objetivo de pagar menos impuestos.

Además, también se elimina la libertad de amortización, una medida que el año pasado permitió a las empresas rebajar su factura fiscal en 557 millones. La ley volverá a fijar qué porcentaje de las inversiones o compras de inmuebles de una gran empresa puede imputarse en cada ejercicio fiscal en el capítulo de gastos. La libertad de amortización, muy criticada también por los inspectores fiscales, permitía a las empresas reducir a la carta su base imponible.

De igual modo, el Ejecutivo aplica otras subidas fiscales de carácter temporal. Así, limita la deducibilidad del fondo de comercio -la diferencia entre el precio de compra de una compañía y el valor en libros- del 5% al 1%. También se reduce del 35% al 25% el límite máximo de aplicación de deducciones. Asimismo, se modifican los pagos fraccionados trimestrales de las grandes compañías.