Critica a aquellos que hablan mal de España

Botín: "El sistema financiero español no necesita un banco malo"

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha señalado hoy que el "sistema financiero español no necesita la fórmula del banco malo", pese a que algunas entidades reclaman un instrumento de este tipo. Botín avanzó que el corto plazo de la economía será difícil, "pero la sociedad española ha demostrado sobradamente sus capacidades en los últimos 30 años para forjar una etapa de gran prosperidad y desarrollo".

Botín reclama la limpieza del balance bancario en el plazo de un año
Botín reclama la limpieza del balance bancario en el plazo de un año

Al término de la XII Junta de Accionistas de Universia, celebrada hoy en Murcia, Botín volvió a apoyar al Gobierno, al asegurar que "se está en la buena dirección aunque el mercado no lo haya entendido todavía". Y rechazó tajantemente, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, la idea de crear un banco malo para separar los activos tóxicos inmobiliarios del balance financiero. "No es bueno, no hace falta, ya lo dije y lo repito", señaló.

El presidente de Banco Santander levantó hoy la voz para criticar a aquellos que vierten opiniones negativas sobre España. Fueron sus primeras palaras, nada más comenzar en Murcia su intervención en la XII Junta de Accionistas de Universia, institución que también preside, ante la presencia de 59 rectores: "No comparto en absoluto los comentarios tan negativos que se están haciendo sobre la situación en España, que lo único que hacen es generar incertidumbre y nerviosismo".

Lo que significa, agregó Botín, "distraer la atencion sobre lo que es importante en este momento: terminar de acometer las necesarias reformas y ajustes en nuestro país para garantizar un crecimiento sostenible de la economía y el empleo".

Con gran decisión, lanzó una andanada contra el mercado y las agencias de rating, "que centran su atención en las dificultades más inmediatas que afectan tanto a España como a Europa, dejando en un segundo plano el peso que merece el profundo esfuerzo reformista que está acometiendo nuestro país". Sobre el paquete de ajustes y reformas que está acometiendo el Gobierno de Mariano Rajoy, aseguró que "está sentando las bases para una economía más flexible, productiva y estable en el futuro".

Botín avanzó que el corto plazo será difícil, "pero la sociedad española ha demostrado sobradamente sus capacidades en los últimos 30 años para forjar una etapa de gran prosperidad y desarrollo". Aseguró que 2012 será un año muy difícil, pero que esta situación es temporal, ya que se va en la buena dirección. Calificó el momento actual de "incómodo y ajustado", pero señaló que todo tiene un plazo. Y será en 2013 y en 2014 cuando la situación económica mejore.

Botín fue preguntado también por las próximas subastas de las cajas participadas por el Estado, Catalunya Caixa y de Novagalicia, y dijo que "son muy buenas franquicias" y que estudiarán ambas "con todo detalle". El banquero dejó claro, en cualquier caso, que el Santander no tiene la necesidad de adquirir ninguna porque están contentos con su cuota de mercado. "No somos una casa de misericordia", remarcó, ya que, según dijo, el Grupo Santander tiene 3,5 millones de accionistas a los que se reparte dividendos no por los resultados que obtiene en España, sino gracias a que es un banco global con presencia en diez países.