Busca una valoración de las provisiones sobre activos inmobiliarios

Economía sondea a Goldman Sachs, Creit Suisse y UBS para crear un banco malo

España está sondeando a un grupo de bancos de inversión en busca de un arreglo a la sobrevaloración de activos inmobiliarios en el sistema financiero español.

Según han explicado a Reuters fuentes conocedoras de las conversaciones, en ellas estarían incluidos Credit Suisse, Goldman Sachs y UBS. Moncloa busca, en un primer paso, determinar cuánto tendría que provisionar el Gobierno para crear un banco malo que saque de los balances de las entidades los activos cuestionados.

Moncloa ha reiterado que no pedirá ayuda a la UE ni al FMI para resolver los problemas del sistema financiero, castigado con pérdidas ingentes después de la explosión de la burbuja inmobiliaria. El Banco de España contempla, en cambio, la creación de una empresa ad hoc que valore y venda los activos inmobiliarios.

Las fuentes financieras que las instituciones involucradas en el asesoramiento del Gobierno incluyen a las que participaron en la creación del NAMA irlandés (un modelo que podría servir de referencia), Goldman Sachs y Bank of America, y las que aconsejaron en la reciente reestructuración de la deuda griega, como Lazard, Backstone o BNP Paribas.

Desde junio de 2008, la banca española ha incrementado sus provisiones en 112.000 millones de euros, y el Estado ha inyectado en el sistema cerca de 18.000. La estrategia de Economía pasa ahora por una "estructura de liquidación" para sacar los activos tóxicos de los balances bancarios.