Fomento ultima un plan para adelantar la liberalización ferroviaria

Competencia en el AVE y licitación en franquicias para las cercanías de Renfe

Fomento y Renfe ultiman un plan para liberalizar los servicios ferroviarios nacionales de pasajeros, hoy en monopolio. El diseño prevé que los núcleos de cercanías y regionales se liciten en franquicia desde 2013 y que empresas distintas de Renfe transporten viajeros en la red del AVE y en largo recorrido desde 2014. La operadora pública se mantendrá como empresa de referencia en el nuevo escenario.

Han pasado casi tres meses desde que la ministra de Fomento, Ana Pastor, pusiera a Julio Gómez Pomar al frente de Renfe. El directivo ha utilizado este tiempo para configurar su equipo de colaboradores y para atender la petición prioritaria del Gobierno, quien le ha exigido que elabore un plan que acelere la liberalización de los principales servicios de pasajeros que la operadora ferroviaria pública mantiene hasta ahora en monopolio.

Las líneas básicas del proyecto se encuentran ya perfiladas, según han indicado fuentes sindicales de la operadora y han confirmado personas relacionadas con Fomento. A expensas de que se puedan perfilar algunos detalles o introducir modificaciones, los ejes básicos de la iniciativa serían dos, explican dichas fuentes.

El primer eje consistirá en convocar a partir del próximo año 2013 un número todavía no definido de concursos para franquiciar todos o la mayoría de los 12 núcleos de cercanías que actualmente opera Renfe, junto a algunas líneas regionales.

Adelanto de fechas de liberalización a 2013 para cercanías y a 2014 para el tren de alta velocidad

El segundo eje prevé introducir operadores distintos de Renfe (privados y públicos, nacionales e internacionales), en los principales corredores del tren de alta velocidad AVE y de las líneas de largo recorrido.

En el nuevo escenario, Renfe deberá sufrir una importante transformación. Las fuentes sindicales mencionadas han expresado su temor a que, con la aceleración del proceso de la liberalización del tráfico de pasajeros, "el valor" de la operadora pública española "disminuya" y tienda a convertirse en "un agente marginal". Dichas fuentes señalaron que el calendario liberalizador del anterior presidente de Renfe, Teófilo Serrano, ya contemplaba una transformación similar, pero "se daba tiempo a la compañía a prepararse para la competencia.

Por el contrario, los informantes relacionados con el Ministerio de Fomento indicaron que "los temores son infundados". Recordaron que otros países como Alemania lanzaron la liberalización del tráfico de pasajeros con mucha antelación, y el operador público, la DB, no solo sigue siendo la empresa de referencia, sino que "crece a velocidades de dos dígitos y ha llegado a ser una de las mayores referencias de transporte en el mundo".

Franquicias

El sistema de franquicias es una fórmula de liberalización ferroviaria, y en un buen número de casos de privatización, ensayado hasta la fecha en varios países, entre los que destaca el Reino Unido y Alemania.

El ámbito de cada franquicia se articula definiendo un corredor, un grupo de ellos o un núcleo de cercanías. A la licitación de cada uno de los concursos podría incorporarse también la explotación de alguna de las principales líneas regionales asociadas territorialmente a cada uno de los núcleos mencionados.

Los corredores que salen a concurso están hoy en activo con sus trenes, el personal que los sirve y sus viajeros. Mediante el proceso de licitación al que acudirán diversos operadores, se fijan los parámetros de explotación mínimos, por un tiempo limitado (entre 10 y 12 años).

Los candidatos deben realizar sus ofertas de servicio fijando compromisos de calidad, frecuencia de tráfico, puntualidad, precios de los billetes, mantenimiento del material, política social de personal, etc. A la fórmula de la franquicia, normalmente, no se incorpora ninguna aportación económica por parte de los ofertantes. Dado que la explotación de la líneas que se franquician tienen el carácter de servicio público, el propietario de las redes se plantea como objetivo el equilibrio en la explotación.

En España la implantación de la fórmula de la franquicia ferroviaria tiene que adaptarse al particular modelo territorial del Estado. Las comunidades autónomas reivindican la gestión de los núcleos de cercanías y de líneas regionales que circulan por sus territorios. De hecho ya se han producido transferencias de competencias de servicios de tren en Cataluña y en el País Vasco y está previsto que pronto ocurra en Andalucía.

Las fuentes cercanas a Fomento antes citadas señalaron que este hecho no supone una dificultad añadida, ya que, a la larga, serán las comunidades las que lancen los concursos de franquicia para las cercanías y regionales de sus respectivos territorios.

Adelantar un año el calendario de la UE

-El plan de liberalización de la red ferroviaria principal de largo recorrido en España no es una medida que llegue por sorpresa. La Unión Europea ha ido marcando fechas sucesivas para este evento que después ha ido retrasando. El último calendario marca una horquilla entre 2015 y 2017 para introducir competencia en el tren europeo.

-Algunos países, especialmente en el centro de Europa, han ensayado experiencias para que compañías privadas o públicas de otros países fronterizos compartan con su operador nacional el mercado de pasajeros en las líneas de altas prestaciones.

-De hecho, los auténticos protagonistas de la liberalización ferroviaria en Europa han sido las dos grandes compañías de tren de Alemania, DB, y de Francia, SNCF. Ambas han tomado sólidas posiciones en el negocio del tráfico de cargas por tren, que se presta en libre competencia desde 2005. Ahora están muy bien posicionadas para hacer lo propio en las circulaciones de pasajeros.

-La entrada de competidores en las líneas de alta velocidad y largo recorrido va a exigir una nueva definición del papel de Adif. Se pone en primer lugar la necesidad de crear un organismo independiente que regule el acceso equitativo al uso de la red ferroviaria por los nuevos y viejos prestadores de servicios, y que abarate los precios de los surcos.

-Entre los trabajadores de Renfe se vive con inquietud un periodo que todos adivinan es de transición hacia cambios profundos. Los planes de Fomento y del nuevo presidente, Julio Gómez Pomar, solo se difunden a través de rumores y hay una conciencia general de que la liberalización va a suponer importantes recortes.

Carga

Dimisión del director Manuel Acero

-Vuelta atrás: la dirección de Renfe ha decidido parar la política del anterior equipo en el negocio de cargas.

-Crear cinco empresas: Renfe decidió segregar en cinco empresas su división de carga para adaptarse a una actividad en la que pierde cuota.

-Dimisión: el impulsor de esta política, Manuel Acero, había sido confirmado como director en la nueva etapa. Tras el cambio, ha presentado su dimisión.