REE compró a la eléctrica su participación en TDE en 2002

Una historia que comenzó Unión Fenosa

La principal responsable de que Red Eléctrica esté hoy en Bolivia es Unión Fenosa, que en 1997 compró TDE al Gobierno del país y en 2002 se la vendió a REE.

En el fondo, Red Eléctrica es una recién llegada a Bolivia. La empresa española que abrió el fuego de la participación en la recién expropiada TDE fue Unión Fenosa, que aterrizó en el capital en 1997.

Esta compra fue fruto del proceso iniciado en 1994, cuando el Gobierno de Bolivia decidió reformar el sistema eléctrico del país y promulgó la Ley de Electricidad, que dividió el sector en tres actividades: generación, transmisión y distribución. De ahí que los activos de transmisión de la Empresa Nacional de Electricidad, el organismo estatal que concentraba gran parte del negocio eléctrico del país, fueran a parar a Transportadora de Electricidad (TDE).

Fue en junio de 1997 cuando se produjo la privatización, mediante un concurso público internacional al que acudió Unión Fenosa, como líder de un grupo de accionistas. La empresa española ganó y en julio de ese año se suscribió el contrato de compraventa entre el Gobierno boliviano y la filial de Unión Fenosa en el país.

Sin embargo, algunos años después Unión Fenosa cambió de estrategia en Latinoamérica y decidió centrarse en los activos de generación y distribución. La transmisión quedaba fuera de sus prioridades, así que comenzó la búsqueda de comprador. Red Eléctrica, especializada en este negocio, fue su pareja ideal. Las negociaciones comenzaron en diciembre de 2001 y se concretaron en julio de 2002, cuando REE compró a Unión Fenosa la totalidad de su participación en TDE.

Unión Fenosa vendió su 69%, pero REE también compró la participación del grupo local Mercurio, que tenía el 20%, y la del Banco Santander, que poseía un 10%. En ese momento, la valoración de la compañía boliviana se fijó en 88,3 millones de dólares, que en ese momento equivalían a 89,8 millones de euros.