El beneficio operativo de la filial se recorta un 1,8%

Imperial Tobacco reduce un 4% sus ventas semestrales en España

La tabaquera británica Imperial Tobacco sufre las consecuencias de la crisis española y del crecimiento del contrabando. La filial Altadis ha visto caer en un 4% sus ingresos en España hasta 292 millones de euros, mientras su beneficio operativo se reduce un 1,8%.

La presión de Philip Morris fuerza a Altadis a aceptar una tregua
La presión de Philip Morris fuerza a Altadis a aceptar una tregua

España da disgustos a Imperial Tobacco. La situación económica, la caída del consumo de cigarrillos y el crecimiento del contrabando, entre otros factores, han provocado una caída de sus ventas en España del 4%, durante el primer semestre de su ejercicio fiscal que abarca de octubre de 2011 a marzo de 2012. En ese periodo, la filial ingresó 239 millones de libras (unos 292,2 millones de euros).

El dato contrasta con el del resto de Europa. En el Reino Unido sus ingresos crecieron a un ritmo del 12,2%, en Alemania al 3,2% y en el resto del viejo continente al 3,7%.

En cuanto al beneficio operativo de la filial, que sigue manteniendo la denominación Altadis, la contracción fue menor. En el semestre, el resultado se redujo un 1,8%, situándose en 106 millones de libras (129,6 millones de euros).

La compañía explica a través de un comunicado que "en España el mercado sujeto a impuestos ha descendido un 9% en conjunto, un 10% en cigarrillos y un 3% en tabaco de picadura, como reflejo de los mayores retos económicos a los que se enfrenta el país y de la presión resultante en las rentas disponibles". Imperial considera positivo haber ampliado la cuota de mercado de cigarrillos rubio nacionales, hasta el 28,4%, gracias a sus marcas Fortuna y Nobel. "Respecto al tabaco de picadura, hemos aumentado nuestra cuota de mercado al 43,3%, gracias a Ducados Rubio y Fortuna", apunta Imperial.

En cuanto al resultado de la multinacional en su conjunto, la caída de su beneficio fue del 10,8%, hasta los 826 millones de libras (unos 1.000 millones de euros). Mientras, la facturación de la propietaria de marcas como Davidoff y West, fue de 13.962 millones de libras (17.000 millones de euros), superior en un 2% a los 13.701 millones de libras (16.700 millones de euros) registrados de octubre de 2010 a marzo de 2011.

La consejera delegada, Alison Cooper, dijo que los resultados reflejaban un aumento de las ventas en el segundo trimestre (de enero a marzo), especialmente de las marcas estratégicas de la empresa y de los puros cubanos de lujo. "Estoy satisfecha con el éxito de nuestras marcas como Davidoff, Gauloises Blondes, West y JPS, así como con el reciente progreso hecho en cigarrillos y tabaco cortado en mercados europeos y emergentes", afirmó. Cooper adelantó que Imperial Tobacco, que comercializa también los puros Montecristo, seguirá aprovechando "las oportunidades de crecimiento" mediante "inversiones disciplinadas" que apuntalarán sus objetivos de ventas.