El selectivo gana un 1,5% en la semana y recupera los 7.100 puntos

El Ibex esquiva a S&P y salda la jornada con ganancias

Jornada yoyó en la Bolsa española. De caer cerca de un 3% en los primeros compases de la negociación a cerrar con una subida del 1,69%. El Ibex ha conseguido hacer oídos sordos al ataque de S&P y la prima de riesgo se ha estabilizado en torno a los 417 puntos.

Flecha ascencente
Flecha ascencente

Punto final a una jornada de fuertes altibajos. En un primer momento, la rebaja de la calificación de la deuda española por parte de S&P cayó un jarro de agua fría sobre los inversores y el índice de referencia de la Bolsa española llegó a caer un 2,65%. Sin embargo, el selectivo ha conseguido decir adiós con un ascenso del 1,69% hasta situarse en los 7.145 puntos. En la semana, ha subido un 1,50%.

S&P bajó la nota de la deuda nacional dos escalones, hasta BBB+ desde A, a tres peldaños del bono basura. Además, S&P le asigna perspectiva negativa, lo que implica que puede haber nuevas rebajas en los próximos tres meses. La prima de riesgo se ha situado en 417 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años se ha colocado en el 5,87%.

La rebaja de S&P contrasta con el optimismo de las pasadas sesiones en las que España superó con éxito la última subasta de abril (uno de los meses de mayores vencimientos). El BCE, por su parte, también infundió un poco esperanza al señalar que en caso de recrudecimiento de la situación el organismo emisor intervendría.

IBEX 35 9.493,60 -0,20%

El sector bancario ha sido uno de los grandes protagonistas de la semana. A lo largo de estos cinco días las principales entidades han desfilado por la pasarela de resultados coincidiendo con la publicación de de un informe por parte del FMI en el que advierte de la necesidad del sector financiero español de acometer una profunda reestructuración. El organismo que dirige Cristine Lagarde puso en duda la liquidez de la banca española y la posibilidad de esta se vea obligada a recurrir al dinero público para acometer las reformas necesarias.

Asimismo, a lo largo de esta semana han comenzado a ganar fuerza en Europa las voces que piden que las medidas de austeridad se vean acompañadas por otras de crecimiento. El primero en reclamarlo ha sido el ganador de la primera vuelta de las elecciones francesas, el candidato socialista. Asimismo, François Hollande ha señalado que si gana las elecciones pedirá una revisión del pacto fiscal, algo a lo que la canciller alemana se opone.

A Hollande se sumó el miércoles el presidente del BCE, Mario Draghi, quien advirtió de la necesidad de acompañar los ajustes con medidas de crecimiento. Por primera vez en mucho tiempo, Angela Merkel reconoció que la austeridad no lo es todo y que es necesario compaginarla con iniciativas que permitan la recuperación económica.

En el mercado de divisas, el euro ha recuperado posiciones frente al dólar y se cambia a 1,3254 'billetes verdes'.