La confianza de los consumidores de EE UU sube ligeramente en abril

Según datos finales acerca de este mes, el índice que elabora la institución a partir de encuestas se elevó hasta los 76,4 puntos, frente a los 76,2 puntos que registró en marzo.

Gente comprando en una pescadería.
Gente comprando en una pescadería.

La confianza de los consumidores en la evolución de la economía de Estados Unidos y su situación financiera personal ha subido ligeramente en abril gracias a que los estadounidenses todavía permanecen optimistas sobre la evolución del mercado laboral, según ha informado hoy la Universidad de Michigan. Según datos finales acerca de este mes, el índice que elabora la institución a partir de encuestas se elevó hasta los 76,4 puntos, frente a los 76,2 puntos que registró en marzo.

El ascenso ha sorprendido particularmente porque en los datos preliminares que ofrece esta institución a mediados de cada mes había calculado que el índice de confianza se reducía este mes hasta los 75,7 puntos.

"La confianza permaneció prácticamente sin cambios pero a mejores niveles en abril, cuando los consumidores todavía siguieron esperanzados en el aumento del empleo en el futuro a pesar de los recientes datos decepcionantes al respecto", ha detallado la institución en un comunicado.

En cualquier caso, la Universidad de Michigan ha añadido que si los ingresos y el empleo de este país no renuevan su aumento, el optimismo en la economía "permanecerá a niveles bajos".

El director de este sondeo, Richard Curtin, ha advertido que "el principal desafío para construir una recuperación económica duradera es un mayor aumento del empleo y los ingresos, así como reducir la incertidumbre sobre el futuro de las políticas de impuestos federales y de gasto estatal".

Curtin se ha referido así a los recortes de impuestos aprobados por la Administración de George W. Bush que expiran a finales de diciembre de este año, que de no renovarse dice que podría provocar que los consumidores estadounidenses "sean más cautelosos en sus gastos".

Así, el subíndice que mide la intención de gasto actual de los consumidores (su disposición a realizar compras importantes en el corto plazo) ha retrocedido en abril hasta 82,9 puntos frente a los 86 del mes anterior.

Sin embargo, el subíndice de la encuesta relativo a las expectativas de consumo de las familias estadounidenses en un plazo de unos seis meses avanzó hasta 72,3 puntos, frente a los 69,8 de marzo.