Tras el acuerdo del Gobierno

Extremadura recortará 50 millones en sanidad

El Gobierno de Extremadura ha anunciado hoy recortes sanitarios cercanos a los 50 millones de euros; 25 de ellos se detraerán de gastos de personal, y otros 23,3 de gastos corrientes en bienes y servicios.

El consejero de Salud y Política Social, Francisco Javier Fernández Perianes, ha comparecido hoy en una sesión plenaria extraordinaria del Parlamento regional en la que el Ejecutivo está detallando los ajustes que acometerá en los Presupuestos de 2012.

En su intervención, ha justificado los "duros" ajustes que se están adoptando a nivel nacional y regional por la baja eficiencia, el nivel de deuda -193 millones de euros en Extremadura- y la crisis, con el fin de garantizar la sostenibilidad el sistema, porque, a su juicio, "o se toman medidas o desaparece".

En su opinión, los acuerdos adoptados en el último Consejo Interterritorial de Salud garantizarán un sistema "público, universal, gratuito, de calidad y financiable", en el que pagará más el que más tiene y que protege a parados, enfermos crónicos o mayores.

Después de descartar el pago de un euro por receta, lo que en el 2011 hubiera supuesto unos ingresos de 27 millones, ha detallado las acciones complementarias que tomará el Gobierno regional.

La reorganización de las guardias en la atención especializada y de los Puntos de Atención Continuada (PAC), además de la eliminación del complemento mensual de 200 euros por el cambio de turno de la mañana a la tarde, más el recorte en equipos directos y personal eventual sumará un ahorro anual de 25 millones de euros en el capítulo 1 presupuestario.

El ahorro en alquileres, en gasto energético, en compras o en seguridad y limpieza alcanzará los 23.300.000 euros.