Quiere hacerse fuerte en el negocio de corporaciones

Vodafone avanza en la telefonía fija al comprar Cable & Wireless

Vodafone ha llegado a un acuerdo para comprar Cable & Wireless Worldwide por 1.272 millones de euros en efectivo. La adquisición es un movimiento estratégico de relevancia porque permitirá a Vodafone ganar presencia en las infraestructuras de redes fijas y en el negocio corporativo.

La industria de las telecomunicaciones vivió ayer uno de los movimientos de mayor relevancia del año. Y es que Vodafone anunció que ha llegado a un acuerdo para comprar Cable & Wireless Worldwide por 1.040 millones de libras en efectivo (unos 1.272 millones de euros). Un dinero que será financiado con las reservas de liquidez de la propia Vodafone. El grupo británico, que defendió la adquisición como una oportunidad para crecer en Reino Unido, se había quedado como único aspirante tras la retirada la pasada semana de la compañía india Tata Communications.

Bajo el acuerdo, tal y como explicó Vodafone en un hecho relevante remitido a la Bolsa de Londres, la operadora que preside Vittorio Colao pagará 38 peniques por cada acción de Cable & Wireless Worldwide, cifra que supone una prima del 92% con respecto al precio de cierre de la sesión del pasado 10 de febrero, fecha en la que se inició el proceso de compra de la compañía, y del 107% con respecto al precio medio de los tres meses anteriores al 10 de febrero.

Tras el anuncio, las acciones de Cable & Wireless se dispararon un 16%. Al cierre, los títulos de la compañía subieron un 13,5%. Vodafone, a su vez, bajó un leve 0,06%.

Vodafone señaló que se ha asegurado el derecho subir el precio en el caso de que apareciera otro comprador con una nueva oferta. En este sentido, no obstante, Vodafone señaló que accionistas de Cable & Wireless, que poseen en torno a un 18,6% de su capital, se han comprometido a aceptar la oferta.

Nuevos negocios

Con la compra de Cable & Wireless, Vodafone está tratando de ganar presencia en el negocio de la telefonía fija, especialmente en el ámbito corporativo (en el año 2010 negoció la compra de la alemana Kabel Deutschland Holding). En una presentación con inversores, la empresa indicó que con la compra se crea un operador integrado, solo superado en Reino Unido por BT, con unos ingresos anuales de 6.971 millones de libras.

Además, Vodafone destacó en su presentación que con la compra ahorrará en otros costes. La operadora señaló que, por ejemplo, al contar con sus propias infraestructuras fijas reducirá los pagos a BT en Reino Unido por las tarifas de interconexión a la red fija del antiguo monopolio británico.

Además, Vodafone explicó que utilizará estas redes para el tráfico internacional generado por los clientes de sus distintas operaciones de móviles en los países en los que tiene presencia. La empresa también ha incluido en este conjunto a la estadounidense Verizon Wireless, de la que posee un 45% del capital.

En la actualidad, Cable & Wireless posee una red global con 127 puntos de conexión repartidos por 35 países, y ofrece servicios de comunicaciones integradas y de almacenamiento de datos a grandes corporaciones y administraciones públicas. En Reino Unido, sus actuales infraestructuras llegan a más de 400 ciudades.

Vodafone indicó que la operación generará valor para los accionistas. La compañía señaló que, la incorporación de Cable & Wireless aumentará el beneficio por acción en los primeros doce meses tras la compra.

Las cifras

1.272millones de euros, en efectivo, pagará Vodafone por Cable & Wireless Worldwide.

16% subieron las acciones de Cable & Wireless tras el anuncio de la oferta definitiva de Vodafone.

0,55% es la participación de Ibercaja Gestión en el capital de la operadora británica.

Ibercaja, Santander y CECA, inversores españoles

Los inversores españoles presentes en el capital de Cable & Wireless Worldwide están muy pendientes de la operación. En su conjunto tendrían cerca del 2% del capital de la histórica compañía inglesa, fundada en el siglo XIX. Según los rankings de accionistas que elabora Bloomberg, Ibercaja Gestión posee en este momento en torno a 15 millones de acciones de la operadora británica, que suponen en torno a un 0,55% de su capital.

A su vez, Santander también tiene una participación próxima al 1% a través de distintas gestoras. Así, Abbey National Treasury tiene 23,3 millones de acciones, que suponen un 0,85% del capital de Cable & Wireless Worldwide, por un 0,16% de Santander Asset Management y un 0,06% de Abbey National Asset Management.

En el ranking figura también la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), con un 0,15% del capital de la operadora británica.

A su vez, Bankinter posee un total de 100.000 acciones de Cable & Wireless Worldwide. Según Bloomberg, la notificación de la compra de estos títulos fue el 31 de marzo, cuando la operación ya estaba en curso, y todavía se mantenía la pugna entre Vodafone y Tata Communications.

En la actualidad, el primer accionista de Cable & Wireless es Orbis Holdings, con un 19,13% del capital. Sus responsables, señalaron ayer que la oferta de Vodafone no refleja el actual valor de la operadora británica. La firma declinó precisar si su postura es definitiva, señalando que está estudiando todas las opciones. El segundo accionista de la operadora británica es Sky Investment con un 8,7% del capital y RBC con un 7,65%. Estas dos últimas firmas sí han señalado que venderán sus acciones a Vodafone dentro de la actual operación.