Diario de a bordo

La ultraortodoxia del ajuste inquieta a los mercados

La sensatez invita a equilibrar hacia el crecimiento.

No siempre se ha tenido claro que la limpieza sea necesaria y una gran virtud. Por internet encontré una cita escrita por médicos del siglo XVII realmente impactante: "los niños se limpiarán el rostro y los ojos con un trapo blanco, lo que quita la mugre y deja la tez y al color con toda su naturalidad. Lavarse con agua es perjudicial para la vista, provoca males de dientes y catarros, empalidece el rostro y lo hace más sensible al frío en invierno y a la resecación en verano". Ya ven... Los consejos médicos no siempre son acertados.

A España, los muy poco fiables médicos de la UE, dominada completamente por Alemania, le han recetado austeridad total. Pero los mercados no tienen claro si los médicos, como en el caso de la anécdota, no se estarán equivocando y lo lógico sería apretar menos en los ajustes. Hasta el propio FMI se ha mostrado preocupado en varias ocasiones por la ultraortodoxia excesiva de ajustes y ha pedido una vía más sensata, donde se busque un equilibrio entre austeridad y crecimiento que no arrase a los países.

El nerviosismo que provoca toda esta situación se ve, cómo no, reflejado en los gráficos. Todo va por barrios, según afecte la situación. El gráfico del Ibex es mejor no mirarlo para que no nos dé una depresión el fin de semana, así que les he colocado arriba el del futuro del mini S&P 500. Ya saben que en EE UU están las Bolsas mucho mejor, pero aun así todos estos días de incertidumbre en Europa han creado un gráfico confuso. La obsesión técnica de moda allí es la media de 50 días, trazada aquí en grueso, la siguiente es la media de 100 y la más corta, la de 200. Lleva ya 10 sesiones dando vueltas en torno a dicha media en un claro movimiento lateral, sin apostar por ninguna dirección.

Es tal la obsesión por España que la firma estadounidense Bespoke publicó un estudio el viernes calculando el spread entre el S&P 500 y el Ibex desde 1988. Estos estudios eran impensables hasta hace poco, cuando muchos allí ni sabían que existía el Ibex, pero ahora es la moda. Pues bien, el Ibex ha llegado a casi 36 puntos porcentuales de crecimiento de spread en contra, y las cifras muestran que en todas las ocasiones en que se ha llegado a esto, a continuación el Ibex ha tenido un comportamiento relativo mucho mejor que el S&P 500. ¿Estaremos cerca del rebote? Desde luego, por sobreventa no será. En el Ibex es enorme.

Posibles rebotes aparte, parece una utopía pensar que la incertidumbre sea pasajera. La crisis de Europa va para largo. Meses, si no años. Habrá que armarse de paciencia. Además, el domingo hay elecciones en Francia y el candidato que va por delante en las encuestas, Hollande, presentado un programa que choca de frente con las ideas de Merkel: pide nuevo pacto fiscal, mandato dual del BCE, preocuparse más del crecimiento... Estas tensiones se verán reflejadas en los gráficos. Gráficos que, al menos en Europa, siguen aconsejando olvidar la Bolsa.