Luz verde a la privatización de las televisiones autonómicas

Las autonómicas estarán obligadas a alcanzar el equilibrio presupuestario

El Gobierno dio luz verde el viernes, en Consejo de Ministros, al proyecto de ley que reforma la Ley General Audiovisual para permitir la privatización de las televisiones autonómicas.

La principal novedad respecto al anteproyecto hecho público en enero es que se obliga a las autonómicas a someterse al equilibrio presupuestario que rige para el conjunto de la Administración.

Así, deberán fijarse un límite máximo de gasto anual que no podrán rebasar. En caso de incumplimiento, deberán reducir gastos en el siguiente ejercicio en una cantidad equivalente a la pérdida o déficit generados.

Las comunidades autónomas deben establecer los sistemas de control que permitan una adecuada supervisión financiera de sus televisiones.

Según un informe de Deloitte, las televisiones autonómicas cerraron 2010 con unas pérdidas de 1.297,5 millones de euros, subvenciones de 808,8 millones y una deuda de 1.466 millones.

La reforma permitirá a las comunidades cerrar sus televisiones autonómicas y vender las licencias a operadores privados; o mantenerlas, bien con gestión directa, con gestión indirecta o en colaboración con empresas privadas.

También abre la puerta a que distintas televisiones autonómicas puedan asociarse y emitir contenidos conjuntos.