Cierre de la Bolsa

Así andamos en Europa

En Europa andamos poco más o menos así...que si el que tiene que rescatar no quiere, al que tienen que rescatar no quiere, y hay peligro de que acabemos todos hundidos, y todo eso azuzado con el gore financiero con que nos obsequia la prensa anglosajona, día tras día, consiguiendo su objetivo de alejar los focos....

A pesar de todo esto, y de que era de suponer cierta tensión ante el resultado de las elecciones francesas del domingo, que podrían generar un cisma en la ya muy dividida UE hemos tenido subidas.

Rebote técnico tras la subida de ayer, un buen dato de IFO en Alemania y varios resultados empresariales buenos, como Nestlé en Europa, y Microsoft, General Electric y McDonalds en EE UU han causado que se cerrara con alzas, aunque la situación sigue siendo bastante compleja e indecisa.

Esta la obsesión con España, que ayer Bespoke publicó un estudio del diferencial entre Ibex y S&P 500. Ahora está en más de 36 puntos porcentuales. Pues bien si miramos desde enero de 1988 siempre que el spread ha llegado a este nivel se ha dado la vuelta. ¿Estará el Ibex cerca de un rebote destruye cortos...?

Aquí hay muchos factores. Por un lado está el FMI, que desde que está Lagarde lo veo mucho más razonable y que no para de repetir que España tiene que reformar, pero que no puede pasarse de rosca y debe buscar el equilibrio entre el ajuste y el crecimiento.

Totalmente de acuerdo con el FMI, es la postura más sensata. La postura ultraortodoxa alemana es un suicidio. Desde luego para Alemania es muy cómodo ordenar que los demás hagan un ajuste que le suma en la miseria, y no es un eufemismo, no creo que se pueda llamar de otra manera lo que pasa en Grecia, algunas zonas de Portugal y en la propia España en muchos de sus habitantes, mientras ellos se llenan la bolsa con una financiación a tipo cero, y pleno empleo. Cuanto más sufran los otros más ganaran ellos. Así, no tienen prisa, se pueden hacer todos los experimentos que quieran.

Mi postura ya la saben, lo que pide Alemania es el mismo error que cometió la propia Alemania en los años 30 y EE UU tras la gran depresión. Este tipo de políticas además, tienen el peligro de que a veces son tan destructivas del tejido social que terminan en aventuras autoritarias muy peligrosas como pasó en la propia Alemania tras ajustar en los años 30 el déficit a costa de la destrucción total de la economía. El polvorín griego veremos como termina.

En ocasiones he escuchado a algún político alemán, alegar, que ellos lo que piden es lo que hizo Letonia, que ponen como ejemplo de que sí funcionan estas políticas de ajuste a costa de todo, y destrucción temporal de la economía, pero no estoy nada de acuerdo.

Alemania lo que pide es la deflación interna a toda costa. Lo que se hizo en Letonia. Pero vean esta cita del economista Manuel Balmaseda en El Imparcial:

La estrategia de deflación interna se ha aplicado desde 2008 a Letonia y ha resultado ser una catástrofe. Letonia tiene su moneda vinculada al Euro, de manera que, aunque no está en la zona Euro, tiene en la práctica los mismos problemas. Sus bancos acreedores, principalmente suecos, junto con la Comisión Europea, han presionado fuertemente sobre el gobierno para evitar que Letonia devalúe su moneda e incumpla sus obligaciones crediticias. La política de deflación interna que se ha impuesto sobre este país ha provocado, desde finales de 2007 hasta comienzos de 2010, una caída del PIB del 24%, la más dura y costosa en términos económicos y humanos que ha padecido cualquier país desde la gran depresión del año 1929. La tasa de desempleo y subempleo llegó al 30%, a la que habría que sumar un 10% de emigración forzosa. Según las proyecciones del FMI, el PIB de Letonia no recuperará el nivel del año 2007 hasta el año 2016. Solamente cuando el gobierno desistió de aplicar la política deflacionista, a partir de 2010, la caída se moderó (-0,3 % del PIB en 2010) y la economía comenzó de nuevo a crecer de forma moderada (3,3% del PIB en 2011) , y ello a pesar de las ayudas de 7.500 millones de euros, que equivalen al 75% del PIB de un año, recibidas de Europa y del FMI. Con eso y todo, en 2011 el PIB fue todavía un 19% inferior al de 2007, la tasa de paro y subempleo estaba en el 21% y el déficit de las cuentas públicas fue del 7,6% del PIB . En todo caso, las exportaciones no han contribuido prácticamente en nada a este crecimiento y la inflación acumulada de los cuatro últimos años ha sido del 21%, lo que confirma el fracaso de la política de deflación interna. Si España tuviera que recibir las mismas ayudas que Letonia en porcentaje de su PIB, Europa y el FMI deberían aportar cerca de 800.000 millones de euros.

Fuente: http://www.elimparcial.es/contenido/98824.html#

Según publicaron muchos periódicos en su momento, y se puede encontrar fácilmente buceando por internet, Letonia bajó el 25% el sueldo de los funcionarios, las pensiones el 10%, a los maestros el 50%... se cerraron hospitales y se echó a los pacientes si no pagaban... Las consecuencias sociales fueron terribles, una emigración enorme, niños sin protección, y sé de lo que hablo con esto de los niños, por nuestra ONG conozco muy bien el entorno de Ucrania, Bielorrusia, repúblicas bálticas... No sé si la cifra es correcta, pero se habla de que emigraron el 10% de los trabajadores del país.

¿Qué clase de disparate y de barbaridad es esto de la eurozona? ¿Cómo puede ser que estemos hablando de miseria posible futura en países donde esto era impensable? Como para reflexionar muy seriamente. Y lo más duro es la gran pregunta del millón ¿y por qué sólo debe irse a la miseria la eurozona cuando esta es una crisis mundial de deuda donde están de porquería hasta el cuello todas las potencias occidentales? ¿O es que no están hasta el cuello de deudas casi todos, incluido Japón, EE UU o UK? ¿Dónde está la patente de corso donde dice que ellos no tiene que ajustar?

¿Esta historia de la desUE tiene solución? Yo creo que sí, todo tiene su punto medio. La deflación interna habrá que hacerla, pero no en un grado extremo estilo Letonia, o Grecia destruyendo todo a su paso. La combinación ideal sería seguir con los ajustes duros, y complementar con eurobonos, o con soluciones de acompañamiento. Por favor, no sigamos diciendo que los eurobonos y cosas así, no se pueden tomar porque los del sur nos lo gastamos en fiestas y los finlandeses verdaderos lo ganan con su trabajo. Hay mil mecanismos para hacer esto sin que los países endeudados levanten el pie del acelerador. Juncker en su momento, presentó una muy buena propuesta técnica, que Merkel despreció incluso con modales poco correctos, sin ni siquiera mirarlos. Los propios asesores de Merkel han dado soluciones técnicas a cosas así, que Merkel no ha querido considerar.