Se desconoce aún el impacto que tendrá en las plantillas

Los consejos de CaixaBank y Banca Cívica aprueban su proyecto de fusión

Los consejos de administración de CaixaBank y Banca Cívica han aprobado hoy su proyecto de fusión, una operación que convierte al banco de La Caixa en la primera entidad financiera de España, con unos activos de más de 342.000 millones de euros.

Este acuerdo de integración será posteriormente sometido a la aprobación de las juntas generales de accionistas de Banca Cívica y CaixaBank, que ha desembolsado 977 millones de euros por la entidad fruto de la fusión de Caja Navarra, Caja Burgos, Cajasol y Caja Canarias.

Acordada la fusión por las respectivas juntas, se procederá al canje de las acciones. En concreto, CaixaBank ofrecerá cinco acciones propias por ocho de Cívica, lo que supone valorar cada título de la entidad adquirida en 1,97 euros.

Si se tiene en cuenta el precio al que salió a bolsa la entidad el pasado mes de julio, a 2,70 euros, el porcentaje que pierden los accionistas de Cívica tras el canje es de un 27%.

Como consecuencia de la fusión, Banca Cívica se disolverá sin liquidación, siendo sus activos y pasivos transmitidos en bloque al patrimonio de CaixaBank, que se situará como líder del mercado financiero en cinco comunidades: Cataluña, Andalucía, Navarra, Baleares y Canarias.

Según el proyecto de fusión que CaixaBank ha remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), aún no se ha cuantificado el impacto que tendrá en la plantilla de ambas entidades esta integración.

"No se ha tomado ninguna decisión en relación con las posibles medidas de índole laboral que pudiera ser necesario adoptar para proceder a la integración de las plantillas como consecuencia de la fusión", señala el documento.

Subraya, no obstante, que la integración de ambas plantillas se comunicará y negociará con la representación sindical con el fin de que se haga "con el mayor acuerdo posible".