Declaraciones a 'Le Monde'

George Soros: "Si tuviera que invertir, apostaría contra el euro"

El multimillonario inversor y filántropo estadounidense George Soros ha declarado en una entrevista al diario Le Monde que "si tuviera que invertir, apostaría contra el euro" y asegura que incluso si el euro sobrevive a la crisis, a Europa le espera un periodo de grandes dificultades.

"La crisis del euro amenaza con destruir la Unión Europea y los dirigentes del viejo continente están llevando a Europa a su ruina", añade en el vespertino, en línea con lo expresado en su último libro, Le chaos financier mondial (El caos financiero mundial).

Soros, que amasó parte de su fortuna tras tumbar la libra esterlina en 1992 apostando contra la moneda británica unos 10.000 millones de dólares, señaló que aunque ya está jubilado, "si tuviera que invertir", apostaría contra la moneda comunitaria.

Para el financiero, "la introducción del euro, en lugar de crear convergencia, ha supuesto divergencias", y a su juicio las naciones más débiles de la eurozona se encuentran en la situación "de los países tercermundistas" que han contraído préstamos en una divisa extranjera.

El estadounidense de origen húngaro consideró que aunque el euro sobreviva Europa tiene por delante un periodo difícil "similar a lo que le ocurrió a América Latina tras la crisis de 1982 o a Japón, estancado desde hace 25 años".

Pero a diferencia de esos ejemplos, destacó, "la Unión Europea no es un país", y por eso expresó su temor de que no sobreviva a la actual crisis, ante la cual los dirigentes europeos, según él, se han dado cuenta de que han hecho "demasiado poco, demasiado tarde".

Para el multimillonario, aunque el BCE "inventó medidas fuera de lo normal con sus préstamos a los bancos a tres años", el contraataque del Bundesbank (Banco Central Alemán) "rompió ese efecto".

Soros recalcó en el periódico que "toda Europa está guiada por la ortodoxia del Bundesbank", y añadió que ese banco "empuja a Europa a la deflación", porque "es imposible reducir la deuda hundiendo el crecimiento".

Y en plena recta final de las presidenciales francesas, que se disputan en primera y segunda ronda este domingo y el 6 de mayo, indicó que en caso de salir elegido, al socialista François Hollande "le resultará difícil alejarse de la línea alemana".

"Cuestionar la ortodoxia financiera podría exponer al país a un ataque de los mercados", concluyó el estadounidense, para quien Francia se encuentra en estos momentos "en una situación precaria".