Mercados

Los bancos y el déficit dilapidan los 7.300 del Ibex

La Bolsa cae a mínimos de 2009 mientras la prima sube a 424 puntos

Semana horríbilis para la España cotizada. La peor del año. Mientras la prima de riesgo protagonizaba una impetuosa escalada hasta las cotas que hacen encender las alarmas previas a un rescate, el Ibex ha sufrido un descenso a los infiernos hasta una profundidad no vista en tres años, cuando la crisis se manifestó en su mayor crudeza.

En concreto, la prima de riesgo -que mide el sobrecoste que paga el país por endeudarse frente a Alemania- ha cerrado en 424 puntos básicos, tras alcanzar los 437 el miércoles. Apenas 35 puntos por debajo de la máxima barrera alcanzada. Al bono español a 10 años se le exigía el viernes un 5,98% de interés en el mercado secundario. Una cifra preocupante, aunque aún casi un punto por debajo de los máximos de noviembre y lejos de la frontera del 7% que Grecia, Irlanda y Portugal cruzaron para no volver. Semejante temperatura en el termómetro del riesgo soberano se ha traducido, en paralelo, en una febril debilidad para el parqué madrileño. El Ibex ha sufrido una caída del 5,35% en la semana, la peor en lo que va de 2012, que está resultado un año fatídico. Desde que comenzó se ha dejado un 15,35%, lo que convierte la Bolsa española, con mucho, en la peor parada de entre las grandes de Europa. El último golpe lo sufrió el viernes, cuando perdió un 3,58% y descendió hasta los 7.250,60 puntos. Una sima desconocida desde marzo de 2009, cuando las Bolsas internacionales terminaron de absorber la quiebra de Lehman Brothers del septiembre anterior.

Motivos no han faltado. Entre cierta incredulidad ante la eficacia de los Presupuestos Generales aprobados por el Gobierno -que ya contribuyó a hacer caer al Ibex un 4,34% la semana anterior- y una franca preocupación por la capacidad de España para volver a crecer y generar empleo, la banca ha vuelto a ser objeto de desconfianza. A la espera de que el sector avance en su consolidación -y limpieza del ladrillo- el Banco Central Europeo dejó claro el viernes que el sistema financiero español es absolutamente dependiente de sus líneas de liquidez. La banca española solicitó 277.000 millones de euros al BCE en marzo, un nuevo máximo histórico que supone un ascenso del 49% frente a la ronda anterior. Tampoco ayudaron las declaraciones del miembro holandés del BCE, Klaas Knot, que aseguró que la institución "está muy lejos" de volver a poner en marcha sus programas de compra de deuda. Un plan cuya sola mención había bastado en la semana para aliviar la tensión.

El parqué madrileño cedió un 3,58% el viernes

Castigo a la banca y a Repsol

Así, durante la última sesión de la semana, Santander cedió el 2,99%, BBVA, el 3,13%, CaixaBank, un 1,80%, Bankia, un 3,20% y Popular, un 2,24%. El comportamiento del sector no fue una excepción. El selectivo en bloque cerró en negativo, liderado por Abengoa (-6,01%). Sin llegar a estos extremos, Repsol YPF cedió un 2,73% ante las tensiones desatadas por la supuesta pretensión del Gobierno argentino de nacionalizar su filial transatlántica.

En comparación con el resto de plazas europeas, contagiadas también del riesgo soberano, la semana concluye aún peor para la Bolsa italiana, que cae un 5,81% pese a que su prima de riesgo aguantó mejor el nuevo embate de los mercados. El interés del bono transalpino a 10 años aguantaba en 378 puntos el viernes. En cuanto al resto de Bolsas, el Cac parisino perdió un 3,75% en cinco sesiones, el Dax de Fráncfort, un 2,95%, y el FTSE londinense, un 0,91%.

El parqué neoyorquino, que el viernes abrió en negativo dando la puntilla a las Bolsas del Viejo Continente, también culmina la semana en negativo. En concreto, el Standard & Poor's se dejó un 1,99%, el Dow Jones, un 1,61%, y el Nasdaq, un 2,25%.

Otras claves del mercado

Euro. La moneda comunitaria se aferró el viernes a la cota de los 1,30 dólares por euro tras caer desde los 1,318 billetes verdes de un día antes. Las nuevas turbulencias del mercado de deuda pública europea han pasado factura a la divisa comunitaria que en febrero aún rondaba los 1,35 dólares. Con todo, el euro sigue sobre los 1,28 dólares de enero.

Oro. La cotización del oro ha subido esta semana más de una veintena de dólares hasta coronar los 1.665 billetes estadounidenses por onza, aunque no ha logrado sostener los 1.675 del jueves. El valor refugio por excelencia, sin embargo, ha descendido considerablemente desde la cota de los 1.795 dólares por onza del pasado febrero.

Banco de Valencia. Las acciones de Banco de Valencia marcaron una subida del 32,26% el pasado viernes, hasta los 20 céntimos de euro, contrastando de pleno con el resto de títulos financieros. Semejante alza tuvo lugar tras conocerse que el banco (intervenido por el FROB) no verá reducido su valor a cero antes de ser subastado, como sí ocurriera con CAM.