Déficit tarifario

La CNE advierte de que la subida de abril podría resultar insuficiente

La Comisión Nacional de Energía (CNE) advierte en su informe que los incrementos de los peajes eléctricos aprobados para abril podrían resultar insuficientes para cumplir con el límite de 1.500 millones de déficit tarifario fijado para este año.

La CNE apunta que existen "elementos de incertidumbre" que podrían inducir mayores costes y menores ingresos que los previstos para fijar los peajes, entre los que señala la evolución a la baja de la demanda; la financiación de la compensación por parte de los Presupuestos Generales del Estado y el impacto en las anualidades para la financiación del déficit.

Y pide que, para los consumidores de baja tensión, se realice una solo revisión anual de los peajes "con unos precios que garanticen la suficiencia de ingresos para cubrir los costes previstos de todo el año".

Junto a estas advertencias al Ministerio de Industria, la CNE ha pedido que, a raíz de la última subida tarifaria, se obligue a las eléctricas a detallar en las próximas facturas las cantidades que corresponden al consumo del mes y el importe derivado de las refacturaciones por las últimas sentencias del Supremo.

El organismo también considera necesario obligar a las eléctricas a que remitan, junto a las facturas, una carta en la que se explique a los consumidores el motivo de las refacturaciones de trimestres anteriores, a las que obligó el Supremo tras las últimas congelaciones de la luz para que se cumpla con los límites legales del déficit de tarifa.

La CNE añade que las refacturaciones de forma masiva a todos los consumidores, tal y como establece la propuesta de orden, "supondrán problemas operativos significativos", lo que derivará en un aumento del número de reclamaciones de los consumidores.

La CNE hizo el viernes públicas algunas de sus conclusiones sobre las propuestas de órdenes para las revisiones tarifarias de luz y gas de este mes que, aunque aún no se han publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), tendrán efectos desde el pasado 1 de abril. En el caso de la electricidad, el incremento medio para los consumidores acogidos a la tarifa regulada será del 7%, y en el gas, del 5%.