Endurecerá el acceso del profesorado y la concesión de fondos a centros

El Gobierno pone en el punto de mira a las carreras con menos de 50 alumnos

El Ministerio de Educación ha puesto en marcha una comisión de expertos para reformar el sistema universitario. El departamento de José Ignacio Wert alertó el viernes de que el 30% de las carreras tienen menos de 50 alumnos y que se pierden 2.960 millones en formación de alumnos que posteriormente dejan los estudios.

El Gobierno pone en el punto de mira a las carreras con menos de 50 alumnos
El Gobierno pone en el punto de mira a las carreras con menos de 50 alumnos

J osé Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deportes, anunció el viernes tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ha creado un grupo de expertos que elaborará un informe con recomendaciones sobre la reforma del sistema universitario español. El Ejecutivo pretende corregir las "ineficiencias" que hacen que el sistema universitario no contribuya del todo al crecimiento y la competitividad de la economía. Los expertos cuentan con seis meses para elevar al Ejecutivo un informe con sus opiniones.

La tesis del Gobierno es que a pesar de que el gasto público en educación superior está en los niveles de la OCDE (1,2% del PIB), los resultados son "insatisfactorios". En España hay 1,5 millones de universitarios, lo que sitúa al país en el objetivo de la Estrategia 2020. Pero, según Wert, no hay ninguna universidad española entre las 150 mejores del mundo y el 30% de los alumnos abandonan sus estudios, frente a la media del 16% en Europa, lo que se traduce en una pérdida de 2.960 millones "invertidos en capital humano sin retorno". El sistema universitario actual tampoco favorece la empleabilidad, como muestra el hecho de que los universitarios de 25 a 29 años representan el 20,8% de los parados de esa franja de edad. Si además se añaden los licenciados que están subempleados, es decir, que ocupan un puesto de trabajo por debajo de su cualificación, "el panorama es más complicado".

Proliferación de títulos

El 30% de los estudiantes universitarios abandona la carrera

El Gobierno no anunció el viernes medidas concretas, pero Wert sí avanzó que el sistema educativo ha crecido "en muchos casos por criterios de oportunismo político". El ministro recordó que hay 79 universidades públicas y privadas, que ofrecen 2.413 grados, 2.578 másteres oficiales y 1.680 doctorados. Esta extensión de la oferta hace que una de cada tres titulaciones no alcance los 50 alumnos de nuevo ingreso, el umbral donde se sitúa el mínimo de referencia para que sea considerado rentable desde el punto de vista económico. Además, Wert también denunció la escasa movilidad de los alumnos y profesores españoles y resaltó que solo el 5% de los estudiantes matriculados son extranjeros. "El elemento de movilidad más importante, que es el Programa Erasmus, tampoco parece que se guíe por criterios universitarios", afirmó Wert, quién destacó que casi la cuarta parte de los erasmus españoles se desplazan a Italia. "Es evidente que sus universidades no son las más importantes no ya del mundo, ni siquiera de Europa", remarcó.

En su opinión, no se trata de si sobran alumnos o universidades, sino de algo que es evidente y es que el ajuste entre alumnos y oferta dista de ser óptimo. "La propia Conferencia de Rectores ha reconocido que existe una oferta sobrante del orden del 13%", señaló. Wert incidió en que tener una elevada tasa de alumnos universitarios respecto del total de estudiantes es excelente, "pero no si después de licenciados tienen problemas para encontrar un empleo".

La reforma afectará también al régimen de gobernanza y a la financiación de las universidades españoles, "pues solo hay que ver las graves dificultades económicas e irregularidades que se han detectado en la gestión de algunas de ellas". El Gobierno considera que la autonomía universitaria no ha ido acompañada de un adecuado sistema de rendición de cuentas de los centros de enseñanza.

El análisis del ministro no dejó parcela de la educación superior sin escrutar. También criticó el sistema de selección y acreditación del profesorado "No es el más adecuado, ya que está penalizado por la endogamia del sistema. Una proporción muy elevada de los docentes no tienen un sexenio vivo, es decir, no están investigando ni generando conocimientos", dijo.

Expertos de ideologías y generaciones distintas

La comisión creada por el Gobierno está formada por una presidenta, la catedrática de Bioquímica de la Universidad Complutense Teresa Miras, y por 11 vocales: âscar Alzaga, José A. de Azcárraga, Salvador Barberá, José Capmany, Elisa Chulia, Luis Garicano, Félix Goñi, Rafael Puyol, Matías Rodríguez Inciarte y Mariola Urrea.

El ministro destacó el viernes que se trata de "personas con mucha experiencia y profundamente comprometidas con la mejora de la universidad", que colaboran con el proyecto de forma "desinteresada y generosa" y que "representan no solo la excelencia académica en su campo", sino que aportan "generaciones distintas e incluso orientaciones ideológicas" diversas al estudio. En la nómina de expertos seleccionados predominan los catedráticos y profesores de distintas universidades españolas.