Margallo confía en el diálogo para solucionar el conflicto con Argentina

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo ha mantenido una reunión esta mañana con el embajadores argentino en Madrid. Tras el encuentro, el ministro ha reiterado la idea que ayer expresaba el ministro Soria desde Polonia, diciendo que "cualquier agresión violando el principio de seguridad jurídica a Repsol será considerado como una agresión por parte del Gobierno español que tomará las reacciones que considere oportunas y pedirá el apoyo que considere necesario a sus socios y aliados". Preguntado por si el Gobierno ya planea medidas en caso de que el plan del ejecutivo argentino de nacionalizar parte de YPF siga adelante, Margallo ha dicho que esas medidas se están estudiando, pero que, de momento, "es la hora del diálogo, la negociación y la llamada a al sentido común y al buen acuerdo entre dos gobierno de dos países cuyas relaciones han sido tradicionalmente fraternales". "La ruptura de una relación entre España y Argentina no sería sólo una ruptura en términos económicos, es una ruptura en términos de una relación fraternal durante mucho tiempo. por tanto para nosotros esa ruptura es el peor de lso escenarios que podríamos imaginar", ha concluido.

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo ha mantenido una reunión esta mañana con el embajadores argentino en Madrid. Tras el encuentro, el ministro ha reiterado la idea que ayer expresaba el ministro Soria desde Polonia, diciendo que "cualquier agresión violando el principio de seguridad jurídica a Repsol será considerado como una agresión por parte del Gobierno español que tomará las reacciones que considere oportunas y pedirá el apoyo que considere necesario a sus socios y aliados". Preguntado por si el Gobierno ya planea medidas en caso de que el plan del ejecutivo argentino de nacionalizar parte de YPF siga adelante, Margallo ha dicho que esas medidas se están estudiando, pero que, de momento, "es la hora del diálogo, la negociación y la llamada a al sentido común y al buen acuerdo entre dos gobierno de dos países cuyas relaciones han sido tradicionalmente fraternales". "La ruptura de una relación entre España y Argentina no sería sólo una ruptura en términos económicos, es una ruptura en términos de una relación fraternal durante mucho tiempo. por tanto para nosotros esa ruptura es el peor de lso escenarios que podríamos imaginar", ha concluido.