Gobierno asturiano

Principio de acuerdo entre PSOE e IU para la investidura de Fernández

PSOE e IU han alcanzado un principio de acuerdo para que los diputados de ambos grupos voten al candidato socialista a presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Javier Fernández, en la sesión de investidura del 27 de abril.

El apoyo de IU a Fernández está condicionado a que la futura acción de gobierno tenga tres directrices: mantenimiento de la sanidad y educación públicas y de calidad, prioridad de la generación de empleo y compromisos con los sectores industrial y minero.

Un cuarto punto del acuerdo implica la entrada de IU en la Mesa parlamentaria, según han explicado en sendas ruedas de prensa el secretario general de la FSA-PSOE y candidato socialista, Javier Fernández, y el coordinador general de IU de Asturias, Jesús Iglesias, después de haberse reunido ambos en la Junta General del Principado durante algo más de una hora esta tarde.

Iglesias ha indicado que el principio de acuerdo tendrá que ser ratificado por el Consejo Político de IU de Asturias el jueves de la próxima semana.

Los diecisiete diputados del PSOE y los cinco de IU estarían a falta de uno para obtener la mayoría absoluta en la investidura, que podría dársela el parlamentario de UPyD, Ignacio Prendes, con quien Fernández tendrá una próxima reunión el lunes o el martes.

Iglesias ha recordado que una de sus promesas electorales era actuar "para frenar el paso a la derecha", así como para cerrar "el impasse" de provisionalidad y "desgobierno" en la comunidad autónoma desde que es presidente Francisco Álvarez-Cascos (Foro) y conseguir estabilidad en el gobierno.

El primer punto del acuerdo es que Fernández se comprometa como presidente al mantenimiento de la sanidad y educación sin merma de calidad y con carácter público, gratuito y universal.

"Por más que el Gobierno de Rajoy haga recortes, el presidente del Gobierno de Asturias se las tendrá que arreglar", ha apuntado Iglesias al explicar ese primer punto, en el que ha incluido asimismo que las prestaciones sociales cuenten con los recursos necesarios.

La generación de empleo como reto básico del Gobierno es el segundo compromiso del acuerdo, mientras que el tercer apartado está basado en la defensa de la industria y la minería como pilares de la economía regional.

Así, un Gobierno del Principado presidido por Javier Fernández tendrá que defender el mantenimiento de las ayudas al carbón más allá de 2018 y exigir al Estado el abono de los fondos mineros y la finalización de las infraestructuras troncales de la región.

Según el acuerdo, IU tendrá representación en el órgano de gobierno parlamentario y también participará en las designaciones que corresponden a la Junta.

Tanto Iglesias como Fernández han dejado abierta la posibilidad de seguir negociando para alcanzar nuevos acuerdos más allá de la investidura, sean parlamentarios o de gobierno.

En este sentido, Fernández ha dicho que no hay nada descartado, pero ha preferido "no avanzar horizontes" y ceñirse al acuerdo alcanzado, mientras que Iglesias ha subrayado que "el grado de involucración de IU" dependerá de la voluntad del PSOE de tener alternativas "a los recortes neoliberales".

Si Foro y PP (doce y diez escaños, respectivamente) no llegan a un acuerdo, Fernández no necesita del voto de UPyD para ser elegido presidente, pero, según ha opinado, sería "mejor" tenerlo de todas formas, por lo que espera "descender a lo concreto" en las negociaciones con Prendes la próxima semana.

Fernández e Iglesias han coincidido en que es UPyD quien debe opinar si un acuerdo entre PSOE e IU hace más factible su apoyo e Iglesias ha señalado que la negociación con UPyD corresponde exclusivamente al PSOE.

"Imagínese tener que repetir las elecciones, aunque sea parcialmente (para los emigrantes)", ha contestado Fernández tras una pregunta sobre el recurso contencioso-electoral de Foro por el voto desde el extranjero, aunque ha indicado que prefiere no opinar sobre este asunto.