La nueva norma marca el déficil cero

Aprobada la Ley de Estabilidad Presupuestaria con el apoyo del PP, CiU y UPyD

El pleno del Congreso aprobó hoy por mayoría y con el apoyo del PP, CiU y UPyD el proyecto de ley de Estabilidad Presupuestaria, que marca un déficit cero para el conjunto de las administraciones públicas a partir de 2020.

El proyecto de Ley ha sido aprobado por 192 votos a favor, 116 en contra y 4 abstenciones.

Finalmente, el grupo socialista ha votado en contra, pese a las negociaciones mantenidas con el PP hasta el último minuto antes de la votación, para tratar de evitar que el principal partido de la oposición se opusiera a la nueva ley.

El grupo parlamentario de CiU ha decidido apoyar el proyecto de ley al tras haber conseguido que el Gobierno acepte que el plazo para reducir el endeudamiento de las comunidades autónomas pase de ocho a veinte años.

En la primera versión del proyecto, el nivel máximo de endeudamiento de las autonomías no podía superar el 60% del PIB en el año 2020, mientras que la Unión Europea permite a sus estados miembros hacerlo en veinte años.

De esta forma cuando en un futuro se produzca crecimiento económico las regiones podrán destinar recursos a la inversión para potenciar el crecimiento y el empleo.

La nueva ley de Estabilidad Presupuestaria, que pasará a ser debatida en el Senado la próxima semana, también ha sido apoyada por UPyD, después de que este partido ya la respaldara durante su tramitación en la Comisión de Hacienda del Congreso este lunes.

A pesar de que la formación ha defendido que se impongan más controles sobre las cuentas autonómicas, su voto ha sido favorable al considerar que la ley mejora la situación previa, cuando no había inspecciones.

Asimismo, el PNV se ha abstenido finalmente en la votación de hoy ya que el PP ha aceptado esta mañana una enmienda que han planteado al proyecto de ley para que se respete el Concierto económico vasco y el fuero navarro.

Tras su paso por el Senado, el proyecto de ley volverá al Congreso para su aprobación definitiva, por lo que entrará en vigor este mes de abril.

La nueva ley desarrolla las modificaciones generales incluidas en la Constitución en agosto tras el acuerdo entre PP y PSOE, que introdujeron el principio de "estabilidad presupuestaria" en el artículo 135 de la Carta Magna.

Ambos partidos consensuaron en aquel momento desarrollar en una futura ley orgánica el establecimiento de un techo de déficit, que quedaría fijado en un 0,4% del PIB para el conjunto de las administraciones públicas a partir de 2020.

Sin embargo, el anteproyecto de ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 27 de enero recoge que el techo de déficit estructural para España en 2020 sea cero, aunque permite llegar al 0,4% en caso de que sea fruto de reformas estructurales que tengan efectos presupuestarios a largo plazo.