Para cumplir los requisitos de solvencia

Banco Espírito Santo aumentará capital en 1.000 millones de euros

El Banco Espírito Santo (BES), la tercera mayor institución financiera privada de Portugal, ha anunciado un aumento de capital de 1.000 millones de euros para cumplir los requisitos europeos de solvencia sin recurrir a fondos públicos.

El presidente del BES, Ricardo Salgado, aseguró en una rueda de prensa que la estructura del núcleo de accionistas de referencia de la entidad no variara con el aumento de capital y el grupo familiar Espírito Santo mantendrá un 35%, el banco francés Crédit Agricole un 10,8%, y el brasileño Bradesco un 4,8%.

La decisión del banco luso, cuyo capital social al cierre del ejercicio de 2011 superaba ligeramente los cuatro mil millones de euros, le permitirá elevar su índice de solvencia Core Tier I del actual 9,2% a un 10,7%.

La Autoridad Bancaria Europea exige a las instituciones comunitarias que ese ratio no sea inferior al 9% a partir del 30 de junio próximo y que alcance el 10% en diciembre de este año.

Según un comunicado del Consejo de Administración del BES, sus principales accionistas, que suman un 50,63 % del capital, se han comprometido a suscribir el mismo porcentaje del aumento y el resto de las acciones se colocarán entre inversionistas institucionales y en el mercado.

El precio de suscripción de las nuevas acciones se ha fijado en 0,395 euros, con un descuento del 66,24% respecto al cierre de hoy del BES en la bolsa de Lisboa, en 1,17 euros.

Salgado se mostró confiado en el éxito del aumento de capital, que se lanzará a partir de la próxima semana, y señaló que ayudará, además, a "mejorar" la opinión internacional sobre Portugal, muy presionado por los mercados como consecuencia de la crisis económica y el rescate financiero que pidió el año pasado.

El presidente del BES comentó que el sindicato bancario responsable de la operación recomendó a la institución aprovechar la oportunidad de salir al mercado. La ampliación, agregó, abrirá también una "puerta" a Portugal, que solo tiene la financiación asegurada por el rescate hasta mediados del próximo año. "Espero -señaló- que el aumento de capital del BES sea el marco inicial para ese acceso de Portugal al mercado en 2013".

No obstante, Salgado reconoció que la operación se va a realizar en las condiciones más difíciles, por causa de la crisis financiera, aunque subrayó que el BES va a cumplir su propósito de recapitalizarse sin recurrir a las ayudas públicas previstas en los fondos del rescate portugués.

Paralelamente a la operación, que le permitirá un encaje de 1.000 millones de euros, el BES informó de que va a adquirir el 50% que no controla en la Aseguradora BES Vida, mediante la compra de ese paquete accionarial al Crédit Agricole por 225 millones de euros. La transacción será realizada dentro de la ampliación de capital del BES que suscribirá la entidad francesa.

El banco luso registró en 2011 pérdidas netas de 108,8 millones de euros, frente a unos beneficios de 556,9 millones en 2010, como reflejo de la crisis económica que sufre Portugal.