La reestructuración financiera

La banca ya ha recibido el libro de venta de Banco de Valencia

Los interesados en Catalunya Caixa aún deberán esperar unos días.

Los bancos interesados en pujar por el Banco de Valencia recibieron ayer, de manos de Nomura, el libro de venta en el que se recogen las condiciones sobre su subasta. Banco de Valencia es una de las entidades que a priori parece levantar más interés entre algunas entidades financieras. Quienes se han fijado en Catalunya Caixa, sin embargo, deberán esperar aún unos días para recibir el libro de venta, aunque la idea del Gobierno es hacer una subasta simultánea con ambas firmas.

El Gobierno tiene previsto concluir esta semana la vía para que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) pueda obtener financiación para conceder ayudas a las entidades que adquieran en subasta tanto Banco de Valencia como Catalunya Caixa. El Gobierno, según confirmó ayer mismo el ministro de Economía, Luis de Guindos, pretende que sea el propio sector el que financie los esquemas de protección de activos (EPA) para las subastas que queden pendientes.

De momento, el grupo más interesado por Banco de Valencia es BMN, como ya ha dicho en varias ocasiones y repitió ayer su presidente, Carlos Egea. Banco Popular, o Bankinter, también tienen intención de pujar por la entidad levantina. Otras firmas, como Sabadell, Unicaja, Liberbank, Ibercaja o incluso Santander podrían también presentar oferta, pero son los tres primeros los que inicialmente más interés parece tener en Banco de Valencia. Eso sí, BMN, que desde el primer momento ha demostrado su complementariedad con Banco de Valencia, podría descartar pujar si no recibe ayudas.

Flecos pendientes

Aunque también está previsto que Catalunya Caixa salga a subasta estos días, existen todavía flecos que deben solucionarse antes de que se inicie su subasta, insisten fuentes solventes.

La idea, explican las mismas fuentes es que dichos flecos se resuelvan rápidamente, esta misma semana, pero hasta que no se resuelvan no se distribuirá su cuaderno de venta. Aparte de las citadas, de entre las firmas intervenidas, solo quedaría pendiente Novagalicia que, al contrario de las otras dos, tratará de captar inversión privada para sobrevivir en solitario.

Kutxabank pretende pujar por la catalana

Inicialmente, Banco Santander es el grupo financiero más interesado en adquirir Catalunya Caixa cuando sea subastada por el Estado. Pero no es el único. Fuentes solventes de Kutxa aseguran que la entidad vasca también pujará por la firma catalana, tras haber descartado presentar una oferta por Banco de Valencia. Tras la adquisición de Banca Cívica, en la que estuvo interesada, por parte de CaixaBank, Kutxa tenía la intención de no iniciar ninguna nueva fusión u operación corporativa hasta finales de año, "pero nos interesa Catalunya Caixa y si sale ahora a subasta no tenemos más remedio que presentarnos", señalan las mismas fuentes.