Si surge una oportunidad con "sentido económico"

Kutxabank no rechaza nuevas compras

El vicepresidente de Kutxabank, Xabier Iturbe, ha señalado que la entidad hará nuevas compras si surge una oportunidad "con sentido económico" para incorporar un nuevo miembro a su grupo, formado por BBK, Kutxa, Vital y Cajasur.

En su intervención en el XIX Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC, Iturbe admitió que antes de incorporar otra entidad les gustaría culminar su absorción de la caja andaluza, aunque dijo que "nosotros no marcamos los plazos".

"La integración (de más entidades) no es un fin en sí mismo sino un medio", dijo Iturbe, que aseguró que hay que estar seguro de que ese medio te permite afrontar el futuro, que se presenta "complicado".

"Hay que empezar a desatascar el nudo de la prima de riesgo", que esta mañana sufrió una nueva escalada que la llevó por encima de los 425 puntos básicos, dijo Iturbe, que confió en que "se relaje el tema" con las medidas de ajuste tomadas por el Gobierno "y podamos salir de esta tormenta".

Iturbe se felicitó por la fusión de las tres cajas vascas, que se gestó durante años, pero estuvo parada "por motivos políticos", y dijo que se ha realizado de una forma "muy natural" y con "generosidad e inteligencia", además de que no ha habido peleas internas por el mando.

"En una fusión tiene que haber generosidad y actuar con responsabilidad e inteligencia" y todas las partes deben tener claro "que el proyecto está por encima de las personas", dijo.

Además, la fusión de las cajas vascas tiene la ventaja de que casi no hay solapamientos en las redes, que no eran muy grandes, y en cuanto a los servicios centrales, que suelen dar problemas por las duplicidades que se producen, también tienen "la suerte de que casi mil personas se jubilan en los próximos años".

Por todo ello, el acuerdo laboral cerrado con los sindicatos es "menos traumático" que en otras entidades, dijo Iturbe, que aclaró que cerrarán más oficinas, pero pocas, y que no habrá "traumas" en la plantilla, aunque admitió que cerrar el convenio colectivo "será más complicado" porque tiene que satisfacer a todas las partes implicadas.