Economía exigirá que el sector pague por sí solo el rescate

El FGD necesita 4.000 millones para las dos próximas subastas

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) deberá desembolsar cerca de 4.000 millones de euros para sacar adelante las subastas de Banco de Valencia y Catalunya Caixa. Economía ha descartado que el Estado pague una parte del rescate bancario y será el sector el que deberá asumirlo en solitario.

Después de varias semanas de tira y afloja entre el Gobierno y la banca, la solución para financiar la reestructuración del sector va perfilándose.

Las próximas piezas por encajar en la reordenación son Banco de Valencia y Catalunya Caixa. El consejo rector del FROB decretará, en la reunión que mantendrá el próximo jueves, la apertura del proceso de subasta de ambas entidades.

Este organismo, controlado por el Ministerio de Economía y el Banco de España, ha inyectado cerca de 4.000 millones para recapitalizar los dos grupos mencionados. En concreto, ha aportado 2.968 para Catalunya Caixa y otros 1.000 millones en el momento de la intervención de Banco de Valencia.

Desde el Gobierno, se ha apuntado en numerosas ocasiones que esos fondos inyectados por el FROB serán recuperados, y que será el propio sector financiero quien costee los rescates.

Esta medida pasa por que el Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutre de las aportaciones de las propias entidades, compense al FROB por el dinero adelantado.

Este fue el esquema que se produjo en las últimas adjudicaciones de cajas nacionalizadas o intervenidas (Caja Mediterráneo, absorbida por Sabadell, y Unnim, por BBVA). El FGD desembolsó 5.250 millones para compensar el dinero adelantado para evitar la quiebra de CAM y otros 953 millones por Unnim, además de ofrecer a las entidades compradoras un esquema de protección de activos (EPA) que las proteja contra futuras pérdidas.

De mantenerse este mismo patrón en las subastas de Banco de Valencia y Catalunya Caixa, algo que buena parte del sector ya ha asumido, el FGD tendrá que pagar los 4.000 millones que adelantó para estas dos cajas. Actualmente, el Fondo de Garantía tiene recursos por poco más de 2.000 millones de euros, por lo que no contaría con fondos suficientes.

Fuentes del mercado aseguran que el esquema que Economía va a imponer es adelantar la aportación al FGD del próximo ejercicio, lo que reportaría alrededor de 2.000 millones adicionales a este vehículo, lo que bastaría para asumir las inminentes subastas.

La última pieza que quedaría entonces en el ámbito del FROB sería Novagalicia Banco (la filial financiera de las cajas de ahorros gallegas). Su presidente, José María Castellano, pretende incorporar capital internacional que recompre la participación del Fondo.

El sector tendría que aportar el dinero que faltara, por lo que no se descarta que el Gobierno, además de exigir el adelanto de la contribución al FGD de 2013, elevara un 50% la cuantía que periódicamente aportan las entidades, del 2 al 3 por mil. Esta medida, prevista en el real decreto de reforma financiera, permitiría al fondo contar con 1.000 millones de euros más.

Esquemas contra pérdidas

Una vez que el sector, a través del FGD, compensara al Estado por el dinero público inyectado en los rescates, vendría la última vuelta de tuerca para el Fondo de Garantía: asumir las pérdidas de las entidades subastadas, cubiertas a través de un Esquema de Protección de Activos.

En las subastas de CAM y Unnim, el FGD se comprometió a compensar a Sabadell y BBVA por las pérdidas que provocasen los activos inmobiliarios de las cajas adquiridas, durante 10 años. Con las exigencias de saneamientos extra para el ladrillo de la reforma financiera, el ritmo de generación de estas pérdidas se acelera notablemente y, tan solo con CAM, el FGD deberá abonar más de 1.700 millones por deterioro de activos.

Ordóñez comparecerá en las Cortes valencianas

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y el subgobernador y presidente de la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Francisco Javier Aríztegui, comparecerán el 2 de mayo ante la comisión de investigación de Les Corts Valencianes sobre Caja Mediterráneo (CAM). Hasta 52 personas comparecerán entre el 23 de abril y el 25 de junio ante el órgano del Parlamento valenciano que investiga el proceso que llevó en julio a la intervención de la entidad por el Banco de España, informa Efe.

La ronda de comparecencias la abrirán, el 23 de abril, el director general del FROB, Mariano José Herrera, y su antecesor, Julián Herrera, día en el que también acudirán los administradores provisionales del FROB en Banco CAM José Antonio Iturriaga y Tomás González.

El 2 de mayo será el turno de Fernández Ordóñez y de Aríztegui, así como del exsubgobernador del Banco de España José Viñals, y del administrador provisional del FROB en Banco CAM Benicio Herranz.

Al día siguiente lo harán la ex directora general del Tesoro, Soledad Núñez; el director general de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez; el equipo de trabajo de inspectores del Banco de España que hizo la última inspección a la CAM, y el ex director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Enrique Pérez Boada.

El 7 de mayo comparecerán el director del IVF, Jorge Vela; dos auditores de KPMG y el expresidente del consejo de administración de CAM Modesto Crespo, mientras que el 14 de mayo lo harán el exvicepresidente del consejo de administración Ángel Martínez y tres consejeros. Para el 21 de mayo se ha programado la presencia de los ex directores generales María Dolores Amorós y Roberto López.

Integración en Bankia

Bankia culminó ayer la integración tecnológica de las oficinas y cajeros automáticos de Bancaja, con lo que el 90% de los clientes del grupo comparten la misma plataforma y podrán operar indistintamente en 2.800 sucursales de Bancaja, Caja Ávila y Caja Madrid.