A corto plazo

El Congreso aprueba una moción de CIU para promover la creación de empleo

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado hoy una moción de Convergencia i Unión (CIU) para promover la creación de empleo a corto plazo "con especial atención a la contratación de jóvenes y a la recolocación de trabajadores mayores de 45 años".

Mediante esta iniciativa, que no ha recogido enmienda alguna y ha contado con el apoyo del PP, PNV, UPyD y CC y con la oposición del PSOE -202 votos a favor, 114 en contra y cinco abstenciones-, se propone al Ejecutivo que incorpore a la reforma laboral un "Plan de Choque para el Empleo" que incluya "medidas destinadas" a mantener el empleo existente y "a crear nuevos puestos de trabajo".

El diputado de CIU Carles Campuzano i Canadés defendió que esta propuesta debe inscribirse en el marco de los Planes de Empleo y del Fondo Social Europeo y ha propuesto al Gobierno que "abra un periodo de consultas" con las autonomías, interlocutores sociales y grupos parlamentarios para "el análisis de posibles medidas".

El diputado del PP José Eugenio Azpiroz Villar indicó que el Gobierno, a través de la reforma laboral, buscaba el fomento del empleo y que la moción planteada por el grupo catalán "constituye un elemento nuclear de las políticas del Ejecutivo en la lucha contra la lacra del desempleo".

Por su parte, la diputada del PSOE María Concepción Gutiérrez del Castillo propuso una enmienda para promover un pacto por el empleo entre 2012 y 2016 con el fin de reducir la tasa paro, además de demandar "modificaciones sustanciales" en la tramitación parlamentaria de la reforma laboral.

El diputado de Izquierda Plural Chesús Yuste Cabello criticó la propuesta de CIU porque después de la reforma laboral aprobada en febrero y los Presupuestos presentados por el Gobierno no existen fondos para las políticas de empleo, por lo que propuso gravar a las grandes fortunas e Iglesia para conseguir recursos.

Por el PNV, Emilio Olabarría prestó su apoyo a la moción a pesar de que se han recortado 1.500 millones para las políticas de empleo en los Presupuestos y de que se han acometido "reformas laborales unilateralmente" que hacen "desaparecer" el derecho del trabajo.

El diputado de UPyD Álvaro Anchuelo Crego comentó que recortar en las cuentas del Estado los programas de formación para desempleados era una "medida suicida" pero ofreció el apoyo de su grupo porque podría ser un "estímulo para grupos marginados, enquistados en la crisis, los jóvenes y mayores 45 años".

Por el grupo mixto, Ana María Oramas González-Moro (CC) dio su apoyo a la moción dada la grave situación del mercado laboral en Canarias y el diputado de Compromís-Equo, Joan Roda Baldoví, comentó que no entendía que para frenar el desempleo se haga una reforma laboral que aumenta los despidos y que esta medida se presente sin contrapartida presupuestaria.