Relojes

Hamilton suma 120 años con lo mejor de dos mundos

La marca emblemática de la aventura estadounidense lanza su colección conmemorativa con diseño y tecnología suiza.

Hamilton nació en 1892 en Pensilvania y fue el reloj de los pioneros de la aviación estadounidenses, los exploradores polares o los capitanes de barco en la batalla del Pacífico. Tras distintas vicisitudes, la marca fue adquirida en 1984 por The Swatch Group. Esa doble condición, orígenes americanos y calidad suiza, es el leitmotiv de la colección con la que conmemora este año sus 120 años de historia, en la que se dan la mano una iconografía aventurera con la impecable mecánica.

El consejero delegado internacional de Hamilton, Sylvain Dolla, pasó por España -"mercado prioritario que nos da grandes resultados"- para presentar sus novedades, en una colección "más reducida en referencias, del casi centenar habitual a solo 65, para destacar precisamente los mensajes que queremos transmitir". La estrella es el Khaki Navy Pioneer, una edición limitada a 1892 ejemplares que reproduce uno de los cronómetros marinos que Hamilton fabricó para la armada estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, y puede emplearse también como reloj de mesa o de pulsera. Saldrá a la venta en noviembre, aunque admiten ya reservas.

A lo largo del año, aparecerán nuestras nuevas ediciones de modelos de aviación, entre los que cabe destacar el Khaki Aviation X-Patrol. Incluye en su esfera un conversor de medidas, volúmenes y peso, así como la característica parte posterior transparente que permite disfrutar de su mecánica.

Además, Hamilton mantiene para este año su ya tradicional relación con el cine, que llevó a que sus aparatos fueran lucidos en 300 películas -con rol protagonista en alguna, como Pulp Fiction- por figuras como Elvis Presley. Esta vez, repetirán colaboración con los Men in Black en la tercera película de la serie, con un Ventura XXL que mantiene su original diseño triangular para añadirle detalles futuristas a tono con la película. Habrá otro Ventura blanco con diamantes en edición limitada.

Hamilton también forma parte de la historia de la relojería en su condición de marca que lanzó tanto el primer reloj eléctrico como el primer digital. Sin embargo, solo hay uno de este tipo en su actual catálogo, y ninguno de los relojes de bolsillo con los que la marca ganó fama a comienzos del siglo XX: "Hace cuatro años lanzamos un reloj de bolsillo, pero lo cierto es que hoy no hay mercado para ellos. Sin embargo, no descarto de ninguna manera que vuelvan a estar de moda en un futuro no muy lejano...", señala Sylvain Dolla, que también se muestra orgulloso del papel singular de la marca en el seno de The Watch Group como "referente en el terreno de los relojes automáticos, en el que no hay mucha competencia dentro de las marcas de alta gama suizas".

Dobles dígitos de crecimiento

Aunque sus precios no coloquen a Hamilton entre las marcas de gran lujo, sino con las upper medium, Sylvain Dolla reconoce que el crecimiento de sus ventas está en la misma línea que está siguiendo toda la relojería premium. "El sector en su conjunto está viviendo un momento muy saludable. En nuestro caso, hemos crecido en dobles dígitos en los últimos siete años, salvo 2009. En los últimos meses, registramos cifras en torno al 25%, e incluso alcanzamos el 50% en China. También tenemos buenos datos en España, donde contamos con 300 puntos de venta. Nuestra sensación es que el cliente español es muy sofisticado y aprecia la cali-dad que encuentra en nuestros pro-ductos", explica.