La city

El gran tabú de la banca

Hay un concepto tabú para cualquier directivo de la banca española: las pérdidas. A diferencia de lo que ocurre en otros países, donde los bancos presentan sin ningún pudor números rojos trimestrales o anuales, la tradición nacional manda evitar a toda costa comunicar a los mercados que una entidad financiera no da beneficios. Algunos directivos alegan que la falta de cultura financiera provocaría que el grupo que dé pérdidas fuera considerado insolvente por sus clientes y estos acudan a retirar sus fondos. El coste reputacional sería letal. Sin embargo, empiezan a aparecer voces que critican esta práctica. "Si hubiéramos presentado pérdidas hace dos años, habríamos dado una imagen más fiel de nuestras cuentas y podríamos haber puesto el contador a cero", explica un directivo de una caja.