Más de 700 empresas solicitaron su entrada en concurso en marzo

Los concursos de acreedores se disparan en el trimestre

El número de empresas que declaran su insolvencia entre enero y marzo supera las 1.700, cifra récord.

En marzo, más de 700 empresas solicitaron su entrada en concurso de acreedores en España, aproximadamente un 25% más que en el mismo mes del pasado año. En los tres primeros meses del año, cerca de 1.800 empresas se han declarado insolventes. Lo que significa que los administradores de cerca de 2.000 empresas españolas comunicaron a un juez que ya no pueden más, que no pueden pagar nóminas ni atender pagos a proveedores o acreedores.

Al acogerse a la medida, las empresas consiguen que durante su permanencia en concurso se aplace el pago de las deudas y se negocie con los acreedores un convenio de pago. Pero en la mayoría de los casos, más del 90% según las estadísticas, el siguiente paso tras el concurso es la liquidación de la empresa.

Aunque los datos de las compañías en concurso provienen de los anuncios publicados en el BOE, las cifras que manejan distintos organismos no coinciden. El Registro de Economistas Forenses (Refor) cifra en 1.891 el número de sociedades en concurso en el primer trimestre; la empresa Axesor cuenta 1.775; la consultora Informa D&B, 1.832, y el despacho Gesico habla de 1.742 concursos entre enero y marzo. En todo caso, todas las fuentes consideran que el dato del primer trimestre es el mayor alcanzado nunca en España en ese periodo.

De mantenerse durante el año esta tendencia, España terminará 2012 con más de 7.000 empresas en situación concursal. Desde 2007 el número de empresas que han sido declaradas en concurso de acreedores se aproxima a las 20.000.

De los 735 concursos declarados en marzo, más de la mitad, 440, son ordinarios, es decir, con un pasivo superior a los cinco millones de euros (la anterior Ley Concursal cifraba en 10 millones los concursos ordinarios), según datos recogidos por el despacho Gesico.

Mal y tarde

A pesar de las variaciones que se han aplicado a la Ley Concursal en los últimos años, la legislación en esta materia no funciona. Mientras que en países como Italia el número de concursos al año se aproxima a los 20.000, en España hay menos empresas en concurso al cabo del año que en Portugal, según datos del Registro de Economistas Forenses.

"Lo normal es que en España hubiera al cabo del año entre 15.000 y 20.000 empresas en concurso", considera Leopoldo Pons, presidente del Refor. En España, el concurso de acreedores no funciona "porque los bancos y las administraciones agotan sus intereses particulares respecto al insolvente", dice, "y así se llega mal y tarde" al concurso (por esta razón la mayoría de las compañías españolas que se declaran insolventes acaban en liquidación).

Pons también advierte que los costes de las insolvencias en España son superiores a los costes por desempleo, por encima de los 30.000 millones de euros.

Las cifras

6.755 empresas se declararon en concurso en 2011.

735 empresas han reconocido su insolvencia en marzo, cifra récord registrada en un mes.

440 concursos declarados en el primer trimestre del año lo fueron de empresas con un pasivo superior a los cinco millones de euros.

Los restaurantes de La Alpargatería, en concurso

La cadena de restaurantes La Alpargatería, de comida italoargentina, se ha declarado recientemente en concurso de acreedores.

La compañía, que ha estado en la órbita de sociedades de capital riesgo especializadas en restauración, alcanzó el pasado año los 17 restaurantes en Madrid y preveía expandirse a otras comunidades. El grupo confía en superar en un breve plazo de tiempo la situación concursal.

"Las medidas más traumáticas las hemos tomado antes de presentar el concurso de acreedores", explicó ayer a este diario Honorio Fernández, uno de los principales socios de la compañía. "Nos hemos replegado, hemos cerrado algunos restaurantes, ahora tenemos 10, y la deuda financiera es inferior al millón de euros", añadió.

El Juzgado de lo Mercantil número 5 designó hace pocos días al administrador concursal de la empresa. "La próxima semana comenzaremos a redactar un convenio de acreedores", señaló Honorio Fernández. "Tengo confianza en que superaremos esta situación", comentó, "ahora se trata de aguantar, capear el temporal y, en cuanto podamos, volver a pensar en seguir creciendo". Los socios de La Alpargatería acordaron en 2009 ampliar capital por cinco millones de euros.