Retroceso del 4% respecto al año pasado

Ryanair redujo un 4% sus pasajeros en el primer trimestre

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair transportó durante el pasado mes de marzo un total de 5,5 millones de pasajeros, lo que supone un retroceso del 4% respecto a los 5,7 millones de usuarios transportados en el mismo mes de 2011, según informó la aerolínea en un comunicado.

En el tercer mes de 2012, la low cost situó su factor de ocupación en el 78%, un punto porcentual menos.

La aerolínea, que opera más de 1.500 vuelos diarios con 50 bases, ya advirtió de que el número de pasajeros comenzaría a descender durante la temporada de invierno en un 5% por la suspensión temporal de la actividad de 80 aviones debido a "los altos precios del combustible".

Es el tercer mes consecutivo que la low cost ve descender su número de viajeros, un 6% en el arranque del año y un 2% en febrero.

Por su parte, IAG, matriz de Iberia y British Airways, detalló ayer que transportó 11,38 millones de pasajeros en los tres primeros meses del año, con un descenso del 1,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El grupo aéreo destacó que las condiciones subyacentes de mercado en el hub de Londres-Heathrow continúan mostrándose "firmes", en especial en el mercado del Atlántico Norte, frente a las operaciones en España, que continúan afectadas por "las amenazas de huelga de los pilotos" de la aerolínea española, el Sepla, que ya ha anunciado 30 nuevas jornadas de paros entre los meses de abril y julio, y por el "mayor deterioro" de las perspectivas macroeconómicas a corto plazo de España.

Por separado, Iberia registró en los tres primeros meses una caída de la demanda del 5,2% para una oferta 7,7% inferior, mientras que BA logró aumentar un 7,8% la demanda, con un incremento del 4,2% de la oferta.

Investigación

La CE ha abierto una nueva investigación sobre posibles ayudas públicas ilegales a Ryanair en el aeropuerto francés de Carcassone. Bruselas examinará además si las subvenciones recibidas por el aeropuerto se ajustan a las reglas de la UE sobre ayudas de Estado.