Acuerdo entre Berlín y Berna

Merkel gravará con un 41 % el capital alemán depositado en Suiza

Los depósitos de capital alemán en Suiza de los últimos diez años serán gravados con hasta un 41 % de impuestos hasta 2013, según anunció hoy el ministerio federal de Finanzas tras la firma de un acuerdo fiscal entre Berlín y Berna.

Un portavoz ministerial informó de que la banda impositiva a esos capitales, considerados hasta ahora evadidos, oscilará entre el 21 % y el 41 %, dos puntos por encima del acuerdo inicial entre ambos países que había situado la tasa de impuestos entre el 19 % y el 39 %.

En el caso de que el acuerdo fiscal entre en vigor a comienzos del año próximo como está previsto, en el caso de muerte del titular de la cuenta en Suiza, los depósitos serán gravados además con un impuesto de sucesiones del 50 %.

Los herederos podrán, sin embargo, revelar la existencia de los depósitos en suiza ante el fisco alemán para fiscalizar los mismos según la legislación germana.

El acuerdo impositivo alcanzado entre Berlín y Berna contempla además que futuros depósitos alemanes de capital en Suiza sean gravados con un 26,4 % de impuestos, la misma tasa vigente en Alemania.

El acuerdo fiscal suscrito hoy por ambos gobiernos en Berna deberá ser aun ratificado por el Bundesrat, la cámara alta alemana, en la que la oposición socialdemócrata y verde, que cuenta con mayoría, ha anunciado ya su resistencia por estimar que los evasores fiscales germanos pueden tener tiempo aun de mover sus capitales antes de que el tratado entre en vigor.