Critican la escasa aportación que se destinará a conservación

Los ingenieros alertan sobre el impacto del ajuste en la inversión

Habría que remontarse una década atrás, en 2001, para descubrir una inversión tan pobre en infraestructuras como la que el Gobierno de Mariano Rajoy ha presupuestado para 2012. Para la Asociación de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos (Tecniberia), el recorte genera "preocupación", según explicó ayer en un comunicado tras analizar los Presupuestos Generales del Estado, que incluye un ajuste del 26,8% hasta los 12.698 millones de euros.

El director general de la patronal de ingeniería Tecniberia, Ángel Zarabozo, destacó que la "limitación del presupuesto asignado a la conservación y mantenimiento de infraestructuras supone un grave riesgo para su seguridad y su durabilidad de las obras".

En este sentido, la ministra de Fomento, Ana Pastor, recalcó el martes por la tarde, en la rueda de prensa en la que detalló las cuentas de su departamento, que el desembolso en mantenimiento en la red ferroviaria será de 740 millones de euros de los 5.107 millones presupuestados para la totalidad de las obras en ferrocarriles. En carreteras, la dotación para la conservación asciende a 873 millones frente a los 3.160 millones de euros fijados para este año.

Por su parte, la partida para el grupo Aena se reduce un 17 % en 2012 hasta los 1.015,8 millones de euros, que se destinarán a trabajos de ampliación y modernización, a la seguridad aérea y a la sostenibilidad y eficiencia.

Además, el director general de Tecniberia apuntó que una parte muy importante de la cantidad destinada a inversiones en infraestructuras para este ejercicio está comprometida ya, "por lo que la inversión real en obra nueva será prácticamente inexistente".

Piden un pacto de Estado para la dependencia

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) reclamó ayer a las fuerzas políticas que impulsen un gran pacto de Estado que permita "mantener y culminar el despliegue del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, cinco años después de su puesta en marcha". El Ejecutivo ha suprimido en los Presupuestos la aportación estatal a las autonomías, aunque ha aumentado el fondo que aporta por cada beneficiario y que las comunidades autónomas deben igualar.

El Cermi señala que la situación de crisis económica y los recortes presupuestarios que vienen produciéndose en el ámbito social desde hace años "no pueden ser la excusa para dejar languidecer el sistema, sino que es el momento de un acuerdo que lo convierta en un logro social irreversible".