Cierre de las Bolsas europeas

Lo de hoy no es sorpresa

Así es. En cuanto todo el mundo vio las primeras cifras de los Presupuestos Generales del Estado ya tenía en la cabeza que se estaban haciendo realidad los duros tiempos que no quisimos ver durante años y, cual estudiante que no quiere estudiar un poco todos los días, ahora nos toca hacer todos los recortes serios de golpe. Si así es difícil garantizar que lo estudiado es aprendido, los recortes así tomados aumentan la dificultad de no hundir más a la economía.

El resultado lo sabremos con el tiempo, pero lo que el mercado no ha esperado ni un sólo día es en descontar en nuestra deuda las medidas y ha aprovechado al milímetro la oportunidad que el Tesoro le ha brindado al poner la subasta un día después de la presentación en el Congreso el PGE. Tampoco ha ayudado el que se reconozca que el ratio deuda sobre PIB va a subir este año, por lo que sólo por esto, las rentabilidades deben subir.

La subasta de hoy ha empeorado, con subida de tipos en todos los plazos y bajada de demanda en algunos que han hecho que no podamos colocar todo lo que se esperaba, lo que ha aumentado la sensación de desconfianza.

Según ha ido pasando el día, la deuda española ha empeorado más, superando la resistencia del 5,5% a 10 años hasta alcanzar el 5,7%, en donde parece que se ha parado. Hemos arrastrado a Italia que ha continuado con el rebote desde su soporte en el 5% y ahora ronda en e 5,37%. Como contrapunto de todo esto, la subasta de deuda de Alemania a 5 años que sigue con buena demanda. También Portugal se ha atrevido a probar plazos más allá de los 12 meses y el mercado se la ha aceptado, con bajada de tipos a 6 meses.

En el frente macro, el BCE mantiene tipos y coge la mano a la FED para mantener una actitud de "esperar y ver" dado que lo que ya se ha puesto en el mercado es mucho y por parte Europea se está vigilando de cerca los efectos colaterales de ese dinero, en especial la inflación. Y hacen bien, porque Alemania puede ponerse muy agresiva en este aspecto.

La puntilla a los mercados ha llegado de mano norteamericana ya que un ISM de servicios ha quedado más bajo de lo esperado y se ha añadido a unos PMI de servicios de Europa que hacen equilibrios para no perder los 50 en algunos países, aunque Reino Unido se desmarque del resto con subidas que extienden su expansión.

En definitiva, día de fuertes bajadas que sacan a EE UU de los máximos del mes pasado y atacan la zona de soportes como los 13.000 puntos del Dow Jones. Ahora la situación se complica un poco, ya que es de esperar un rebote en la zona y que el mercado se prepare para encarar el dato de empleo de marzo del viernes... pero Europa estará cerrada, por lo que mañana puede ser un día complejo de cierre de posiciones de tendencia previa.

El ambiente macro no es positivo y lo de hoy ahonda en la sensación de que el terreno que pisamos es más pantanoso de lo que se pensaba, lo que hace que el Dólar tenga ventaja sobre el resto y eso haga daño a las materias primas y profundice en el pesimismo de las cotizaciones.