Dice que son ilegales

La CE pide a la filial de SNCF que reembolse 650 millones de ayudas

La Comisión Europea (CE) ha exigido este miércoles a la antigua filial de la compañía estatal de ferrocarriles franceses (SCNF) Sernam que reembolse unos 650 millones de euros recibidos en concepto de ayudas de Estado, que Bruselas considera ilegales.

Tras una investigación en profundidad, la CE ha concluido que las subvenciones recibidas por la empresa de transporte y logística Sernam, filial de SCNF, "dieron ventajas económicas que distorsionaron la libre competencia", señala un comunicado.

Tanto las subvenciones dadas a la empresa de transportes en concepto de reestructuración (503 millones de euros) como las ayudas que se otorgaron más tarde en el proceso de privatización de la compañía (casi 109 millones de euros) incumplieron las normas antimonopolio de la UE.

El caso de las ayudas a Sernam se remonta a 2001, cuando la propia CE autorizó asistencias por valor de 503 millones.

Bruselas cambió de opinión ese mismo año y sentenció que la empresa debía devolver 41 millones de las ayudas recibidas, un importe que la firma no ha reintegrado hasta la fecha.

La CE también tachó de ilegales las subvenciones a la compañía por su privatización en 2005.

Por último, la CE declaró también fuera de la ley europea la recapitulación a favor de Sernam por más de 98,5 millones.

Ante la no devolución de los 41 millones de euros y las nuevas decisiones de ilegalidad de ayudas por parte de Bruselas, se condena a la compañía a reintegrar con intereses los aproximadamente 650 millones que recibió de forma improcedente.