Por posibles nuevos recortes

Fitch pone el rating de las eléctricas en vigilancia negativa

La agencia de calificación crediticia Fitch ha situado en vigilancia negativa el rating de las eléctricas españolas ante la posibilidad de que el Gobierno les aplique nuevos recortes retributivos en la actividad regulada con el objetivo de acabar con el déficit de tarifa.

El informe de Fitch afecta al sector español de las 'utilities', que incluye tanto las eléctricas Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, su matriz Enel, HC y su matriz EDP, como los gestores técnicos de la red eléctrica, REE, y el sistema gasista, Enagás.

La decisión responde por un lado a las medidas de recorte en el sistema eléctrico ya adoptadas por el Ejecutivo y, por otro, a "la incertidumbre acerca de medidas adicionales que podrían tomarse en los próximos meses", afirma la agencia de calificación.

Las resoluciones que afectan a las eléctricas incluyen una reducción del 12% en la retribución a la distribución, un recorte del 10% en los pagos por capacidad y un retraso en un año en la remuneración para nuevas inversiones en redes eléctricas.

En el caso del gas, el Gobierno ha modificado la retribución a almacenamiento de gas para reducir el coste de los activos amortizados y ha suspendido las inversiones en regasificadoras peninsulares y en gasoductos.

Fitch considera que los efectos de todas estas medidas sobre la calidad crediticia de las eléctricas quedarán solo "parcialmente mitigados" por las subidas de tarifas de un 7% en el caso de la electricidad y de un 5% en el del gas.

Junto a esto, la vigilancia negativa "responde a la evidencia de que las interferencias políticas conducen a un debilitamiento de la predictibilidad del marco regulatorio de las eléctricas", afirma.

Fitch considera que el sector eléctrico español está "cada vez más afectado por los riesgos políticos relacionados con los intentos del Gobierno español de acabar con el déficit de tarifa".

La agencia indica además que las empresas más expuestas a la regulación son las que sufren mayor riesgo de revisión negativa de su calificación crediticia y advierte de que en los próximos meses podría tomar una decisión al respecto.