Madrid, la comunidad más elegida

La inversión extranjera directa en España creció un 18,4% en 2011

El país recibió 28,4 millones de euros de inversión extranjera, mientras que la inversión española en el exterior ascendió a 30.611 millones de euros en 2011, un 21,9% menos que en 2010.

España recibió el año pasado 28.415 millones de inversión extranjera directa en participaciones de capital (IED), lo que supone un 18,4% más que en 2010, según datos del Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía y Competitividad.

En términos netos, la inversión extranjera directa creció un 18,2% tras descontar las desinversiones, que sumaron 3.638 millones el año pasado. La inversión en sociedades productivas, que excluye las empresas de tenencia de valores extranjeros, representó el 79,1% del total, desde el 50,4% de 2010.

Por trimestres, la inversión creció a tasa anualizada un 238,5% entre enero y marzo y un 148,6% en el segundo trimestre del año. En cambio, se contrajo un 20,1% entre julio y septiembre y cayó un 46,6% en la última parte del año.

Los principales sectores que recibieron flujos de inversión extranjera fueron las telecomunicaciones inalámbricas (17,9%), el transporte aéreo de pasajeros (17,6%) y otra intermediación monetaria -banca- (7,9%). Por comunidades autónomas, destaca Madrid, con el 55,7% del total, seguida de Cataluña, con el 13,4%.

Por países de origen, también excluidas las empresas de tenencia de valores extranjeros, Reino Unido (30%) es el primer país inversor, seguido de Francia (25,1%), Países Bajos (6,6%), Estados Unidos (6,4%), Luxemburgo (5,9%) y Alemania (5%).

Por su parte, la inversión española en el exterior ascendió a 30.611 millones de euros en 2011, un 21,9% menos que en 2010. Las desinversiones se cifraron en 14.953 millones, un 5,7% menos, mientras que la inversión neta se redujo un 33%, hasta 15.658 millones.

La inversión se concentró en un 82,6% en sociedades productivas y la inversión en sociedades extranjeras cotizadas recuperó protagonismo al ser el único apartado en el que aumenta tanto en términos brutos (147,3%) como en términos netos (116,2%). Las inversiones en empresas de tenencia de valores extranjeros se redujeron un 49,6%.

Por trimestres, las inversiones españolas en el exterior crecieron fuertemente en el primero y el segundo, con tasas interanual del 96,1% y del 137,5%, respectivamente, mientras que se contrajeron un 81,9% en el tercero y un 42,6% en el cuarto.

Los principales sectores a los que se dirigió la inversión española fueron otra intermediación monetaria -banca- (34,9%), el transporte aéreo de pasajeros (13,8%) y la distribución de energía eléctrica (6,7%). Por comunidades, la que emitió más inversión fue Madrid, con el 47,2% del total; seguida de País Vasco, con el 19,1%; Cantabria, con el 17,2%; y Cataluña, con el 9,6%.

Por países receptores, la inversión, sin tener en cuenta las empresas de tenencia de valores extranjeros, se concentró en Turquía (17,6%), Polonia (16,6), Reino Unido (16%), Brasil (15,9%) y Estados Unidos (7,5%). Estos cinco países suman el 73,6% de las inversiones.

El Ministerio de Economía y Competitividad pone de manifiesto que Invest in Spain, sociedad adscrita a la Secretaría de Estado de Comercio, participó en algunos de los proyectos más significativos de los que se instalaron en España en 2011, como el de la multinacional estadounidense Celgene en Sevilla o el del banco más grande del mundo, la compañía china ICBC, que inauguró su primera oficina en España en enero de 2011.

En total, Invest in Spain, que se integrará en el ICEX en el marco del proceso de racionalización del sector empresarial público, colaboró en 2011 en la localización en España de 76 proyectos de inversión extranjera con un volumen de inversión total de 169,8 millones y 3.735 empleos generados.