Organizaciones de consumidores cuestionan el incremento

La luz ha subido más de un 60% en cinco años

Las organizaciones de consumidores Facua y OCU han rechazado el incremento de la luz por el cual un usuario medio que pagaba 48,59 euros al mes en 2007, con el aumento pasará a pagar 79,17 euros.

La subida de la luz anunciada por el Gobierno ha motivado el rechazo de las organizaciones de consumidores que han denunciado un aumento del 60% en los últimos cinco años y que supone una subida de 50 a 75 euros anuales en comparación a la última factura.

La organización de consumidores Facua ha asegurado hoy que si el incremento del recibo de la luz de abril asciende al 7 % anunciado por el Gobierno, el usuario medio pagará 30,58 euros mensuales más que en el 2007, lo que supone un aumento del 60% en los últimos cinco años.

En abril de 2007, el usuario medio pagaba 48,59 euros al mes (impuestos incluidos) por el recibo de la luz, y con el 7% de subida anunciado por el Gobierno, el usuario medio pasaría a pagar 79,17 euros al mes, lo que representa un incremento acumulado en cinco años del 62,9%, que sería del 60,2% si no se incluye el incremento del IVA de julio de 2010, según un análisis de la Facua-Consumidores en Acción.

En tanto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha estimado que con la nueva subida, un hogar con la tarifa de último recurso (TUR) que consuma al año 3.500 kilovatios hora (kWh) y tenga una potencia contratada de 3.45 kW, pasaría de pagar 718 euros al año a 768 euros al año, esto es, 50 euros más.

Para los hogares que estén fuera de la TUR y que hayan firmado un contrato en el mercado libre, el incremento podría ser incluso mayor y llegar a los 75 euros anuales, según los cálculos de la organización.

Ambas organizaciones de consumidores han lamentado la subida tarifaria implementada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que fue considerada por Facua como una "brutal subida en abril que representa un ataque injustificado a la economía de las familias, siguiendo el dictado de las compañías eléctricas".

La Facua considera poco creíble la excusa de que se sigue el imperativo de una sentencia del Tribunal Supremo que invalida la congelación de tarifas aprobada por el Gobierno del PSOE en el 2011, porque el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, anunció que la luz subiría en abril antes de que trascendiera esa sentencia.

Por su parte, OCU ha iniciado una nueva campaña para pedir a los consumidores que se unan y protesten por las "continuas subidas" del precio de la electricidad. "Esto no va a parar aquí", afirma la organización que advierte de la posibilidad de que se produzcan nuevas subidas y que recuerdan que las eléctricas "urgen al Ejecutivo para que siga incrementando el recibo eléctrico".

La OCU asegura que España es uno de los países europeos donde es más caro encender el interruptor, debido a que "conviven una mala regulación con unas compañías eléctricas que dicen subvencionar la luz a los consumidores a través del llamado déficit tarifario, mientras que año tras año sus cuentas de resultados arrojan unos ingentes beneficios".

"Los consumidores no son culpables del llamado déficit tarifario, pero los diferentes gobiernos lo han ido reconociendo año tras año, trasladando esa responsabilidad al bolsillo de los usuarios", lamenta. Por este motivo, reclama una "reforma integral" del sistema para que se pague por la luz el precio que realmente cuesta producirla.

La OCU pide que no suba la tarifa eléctrica "hasta que no se apruebe un sistema de fijación de precios transparente", que se aplique una tarifa social para quienes de verdad tienen menos recursos y el mantenimiento de la tarifa de último recurso (TUR).