El ex consejero delegado Jim Balsillie deja el consejo

RIM vuelve a centrarse en las empresas tras perder 125 millones

El fabricante de Blackberry planea volver a sus orígenes y enfocar su negocio de nuevo en los clientes corporativos. Así lo comunicó ayer su nuevo consejero delegado, Thorsten Heins, tras anunciar unas pérdidas trimestrales de 125 millones de dólares. El iPhone y los móviles Android le han pasado factura.

Son momentos duros para RIM. El fabricante de la popular Blackberry, esa que triunfó como nadie entre los directivos de las empresas que quedaron enganchados durante años con su tecnología para el envío y recepción de correos móviles, no ha logrado digerir bien el éxito de los iPhones de Apple y los smartphones con el Android impulsados por Google. La compañía canadiense anunció anoche (hora local española) su intención de volver a enfocarse al negocio corporativo, tras un largo periodo intentando conquistar el mercado de consumo, donde también gracias a su chat atrajo a muchos adolescentes.

El anuncio se produjo tras desvelar la compañía unas pérdidas trimestrales de 125 millones de dólares (94,2 millones de euros), después de que sus ingresos cayeron abruptamente como consecuencia de unas menores ventas de teléfonos inteligentes. Una cifra que queda muy alejada de los 934 millones de ganancias obtenidas en ese mismo trimestre un año antes. RIM ha perdido clientes incluso entre sus clientes corporativos tradicionales, que han cambiado sus terminales por smartphones Android y por iPhones.

RIM cerró el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal 2012 el pasado 3 de marzo con unas ventas de 11,1 millones de teléfonos inteligentes , un 21% menos que en el trimestre anterior, según los datos facilitados por la compañía. También vendió medio millón de tabletas Playbook. Unas ventas, en ambos casos, por debajo de las previsiones. Para el ejercicio completo, las ventas cayeron igualmente hasta los 18.435 millones y su beneficio neto fue de 1.164 millones, muy por debajo de los 3.400 millones del año anterior.

Thorsten Heins, nombrado el pasado 22 de enero nuevo consejero delegado de la compañía, explicó que RIM se enfocará en su mercado clave tradicional de los clientes corporativos, más que en los de consumo, como una manera de intentar reimpulsar el negocio. "Planeamos reenfocarnos hacia el mercado empresarial y capitalizar nuestra posición de liderazgo en este segmento", aseguró el directivo, quien añadió: "No podemos hacer todo, pero podemos hacer aquello en lo que somos mejores. Blackberry no puede tener éxito si se trata que sea la querida de todos".

La manera de llevar a cabo esta nueva estrategia es centrarse en los puntos fuertes de RIM, que para Heins son los dispositivos y servicios empresariales. La construcción de una plataforma que pone énfasis en la seguridad, accesibilidad y el popular servicio de BlackBerry Messenger serán áreas claves que RIM espera aprovechar, informó Europa Press. Heins, dijo que hizo su propio "test de realidad" sobre donde se encuentra la compañía, y deduce que el futuro que RIM depende de un lanzamiento con éxito y sin problemas de los dispositivos con BlackBerry 10.

Los analistas aseguran, no obstante, que la compañía podría continuar teniendo problemas hasta que se vea claramente si el nuevo plan tiene éxito, según recoge la BBC.

Dimisiones relevantes

Junto al cambio de estrategia y la presentación de resultados, la compañía también informó que algunos ejecutivos relevantes renuncian a sus cargos. Así, el ex co-consejero delegado de RIM, Jim Balsillie, deja el consejo de administración. El directivo había sido duramente criticado por los accionistas de la compañía durante los últimos tiempos.

Además, se retira el actual jefe tecnológico de la compañía, David Yach, y abandona la firma Jim Rowan, hasta ahora director de operaciones. Las acciones de RIM, que lleva meses inmersa en fuertes especulaciones de compra (se ha llegado a citar como posible comprador a Microsoft e incluso Vodafone), llegaron a caer un 8% tras conocerse los resultados de la compañía y el giro estratégico. En los últimos dos años, sus títulos se han dejado más de un 80%.

RIM está actualmente trabajando en el desarrollo de la décima versión de su sistema operativo, que está previsto lance a final de 2012. La compañía tendrá que ganarse la confianza de los usuarios y de Wall Street, que no termina de ver clara su estrategia.