Alcanza el 15,9%, según datos de Red Eléctica

La caída del consumo eléctrico, en niveles de la pasada huelga

Con los datos que se dispone hasta el momento, la caída en el consumo de electricidad se sitúa en niveles parecidos a los de la pasada huelga. En concreto y según las cifras que maneja Red Eléctrica, el descenso alcanza el 15,9% a media tarde.

El consumo de electricidad es un buen baremo para medir el grado de seguimiento de una huelga y según los datos manejados por Red Eléctrica durante la jornada de la protesta contra la reforma del mercado de trabajo aprobada por el ejecutivo de Mariano Rajoy se puede observar un descenso del 15,9% sobre lo habitual. El recorte con respecto al jueves de la semana pasada es del 20,5%. La caída en el consumo es similar a la registrada en la última huelga del 29 de septiembre de 2010 cuando el entonces Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió elevar la edad de jubilación y reducir el sueldo de los empleados públicos.

Pero aunque existe similitud en el consumo de electricidad, la homogeneidad no ha sido constante a lo largo del día. A primera hora de la mañana el descenso era más acusado debido al sector industrial, tramo en el que más ha calado la protesta. A las 5:00 horas, momento en que empiezan a funcionar las fábricas, el consumo caída un 13,2% frente al descenso del 11,57% acumulado en 2010. La brecha iba ampliándose conforme avanzaba la madrugada y a las 7:00 la caída era superior a la del 29S en tres puntos porcentuales.

Con la apertura de los comercios y la puesta en marcha de los hogares se invirtió la tendencia y a las 10:00 la caída del consumo de energía pasaba a ser del 15,9% frente al 17,8% de la pasada movilización. El escaso seguimiento en sector servicios explica este cambio. Una prueba que ilustra esto son las declaraciones del presidente de CEPYME, Jesús Terciado, que señala que los comercios han abierto a la hora prevista a excepción de algunos casos puntuales en los que la apertura se ha retrasado media hora como consecuencia de la acción ejercida por los piquetes informativos.

A mediodía las diferencias volvieron a estrecharse y el retroceso de uno y otro paro era el mismo: cerca del 16%. Con la entrada de la tarde, la caída alcanza el 15,9%.

Al margen de los datos proporcionados por Red Eléctrica, que ponen de manifiesto un menor seguimiento de la huelga en el sector servicios, la directora general de Política Interior, Cristina Díaz, ha confirmado, en su comparecencia ante los medios, que la normalidad ha sido la norma imperante en las administraciones, centros comerciales y bancos, el seguimiento de la protesta está siendo inferior a la de la pasada huelga.

No obstante, conviene tener en cuenta que aunque el dato de consumo eléctrico puede ser un indicativo del grado de aceptación de la protesta, establecer comparaciones entre un día y otro puede inducir a determinados errores pues han de tomarse en consideración aspectos como la temperatura o la separación entre el consumo destinado a las fábricas y el asignado a los hogares.