Desencuentro entre los accionistas

El 42% de Alestis pide por vía notarial una junta de socios para decidir su futuro

El desencuentro entre los accionistas de Alestis, escenificado con la dimisión de la mitad de su consejo, se acentúa. El grupo liderado por Gaizka Grajales, consejero delegado hasta el pasado miércoles del fabricante de componentes aeronáuticos y titular, a través de Alcor, del 42,15% de su capital, ha solicitado la convocatoria, por vía notarial, de una junta universal en la que la situación económico financiera de Alestis centra el orden del día.

A la espera del nombramiento de un nuevo primer ejecutivo en Alestis, Alcor ha movido ficha. El bufete Cuatrecasas, su representante legal, pretende con el requerimiento de una junta universal de socios acelerar los plazos para conocer las intenciones del resto de los accionistas de cara a la situación económico-financiera de uno de los tres principales proveedores de Airbus en España. La celebración de una junta universal requiere el consenso del 100% para sacar adelante la propuesta de asamblea.

El litigio puede alargarse. Fuentes que aglutinan a la mitad del consejo que la pasada semana presentó su dimisión aseguran que defenderán "los intereses de la sociedad" y que están dispuestos a instar una junta general extraordinaria de accionistas. De no conseguirlo, incluirían en la próxima junta general ordinaria varios puntos para aclarar el futuro de la compañía.

Fuentes del sector aseguraron ayer que la dimisión de cinco de los diez consejeros de Alestis, incluido su consejero delegado, ha sido propiciada por EADS, el consorcio europeo titular del 1,8% de su capital. Su papel en la crisis de Alestis, añaden, ha sido clave. El grupo andaluz es uno de los suministradores de primer nivel de Airbus en España y los trabajos que está realizando para el nuevo A-350 no estaban siendo los esperados, según explican.

La postura oficial es que EADS es un accionista más, sin capacidad de gestión. Sin embargo, deslizan que, ahora que hay que iniciar la producción en serie de elementos clave del A-350, el cambio en la cúpula es necesario.

Atenazados por la falta de financiación

Conseguir la financiación necesaria para evitar el colapso de la compañía y la posibilidad de que los acreedores pudieran instar el concurso de Alestis han sido los principales puntos de discusión entre los accionistas. Alestis lleva casi un año negociando un crédito sindicado de 43 millones con un pool de bancos e instituciones para hacer frente a sus pagos, tras las importantes inversiones destinadas a la puesta en marcha de proyectos con Airbus. La mitad del consejo, liderado por Grajales, apostaba por solicitar un preconcurso si no se cerraba una inyección financiera.