Nombramientos

âscar Fanjul sustituye a Pérez Claver como presidente de Deoleo

El expresidente de Repsol ocupa la presidencia del grupo de alimentación, que da por concluida su reestructuración

Era cuestión de tiempo que Mariano Pérez Claver abandonara la presidencia de Deoleo, la antigua Sos, y así ha sido. La compañía aceitera anunció ayer su marcha como presidente sin función ejecutiva, ya que la gestión lleva más de un año en manos del consejero delegado, Jaime Carbó.

Pérez Claver ha sido durante tres años el representante de Bankia en Deoleo, donde desembarcó como consejero de Caja Madrid justo antes de que se destapara el presunto desfalco llevado a cabo por el anterior equipo directivo encabezado por Jesús Salazar.

Tras el escándalo, Pérez Claver fue el encargado de evitar el desplome de la empresa dueña de marcas como Carbonell o Koipe. Su puesto como consejero y presidente del consejo de administración lo ocupará el expresidente de Repsol âscar Fanjul. Deoleo señaló ayer en un comunicado que el recambio en la presidencia "responde al inicio de una nueva etapa, una vez culminada con éxito su reestructuración financiera y organizativa" y confía en que la dilatada experiencia del directivo en compañías multinacionales de diferentes sectores "supondrá" un impulso para el negocio de la empresa aceitera.

No en vano, el aceite es ya la única actividad de Deoleo, después de desprenderse del negocio arrocero Sos, que pasó a manos de su hasta hace poco competidor Ebro Foods, que actualmente posee el 9,3% de Deoleo. El consejo de administración de la empresa aceitera agradeció a Pérez Claver los servicios prestados a la compañía "en un periodo tan difícil como el vivido en los últimos tres años como consecuencia de los hechos por todos conocidos en alusión al caso de vaciamiento patrimonial llevado a cabo presuntamente por Jesús Salazar, unido a un contexto económico y financiero adverso".

Fanjul, nacido en Santiago de Chile en 1949, es economista y catedrático de Teoría Económica en excedencia y formó parte del equipo fundador de Repsol, compañía de la que fue presidente y consejero delegado desde su creación en 1986 hasta 1996, y de la que actualmente sigue siendo presidente honorario.

En la actualidad es vicepresidente de Omega Capital y de Lafarge, y miembro de los consejos de administración de Marsh & McLennan y de Acerinox.

Además, ha sido presidente de Hidroeléctrica del Cantábrico y trustee del International Financial Reporting Standards (IFRS), y ha formado parte de los consejos de administración de Unilever (1996-2007), London Stock Exchange (2001-2010) y Areva (2006-2011).