El déficit de la Administración Central crece en 7.000 millones hasta febrero

La recaudación por IVA se desploma un 10%

La ejecución presupuestaria hasta febrero, presentada hoy, registra una caída del 8% en los ingresos impositivos, focalizada sobre todo en el IVA. El déficit de la Administración Central supera en casi 7.000 millones al de hace un año.

La recaudación impositiva sigue con su via crucis. En el según la ejecución presupuestaria acumulada hasta febrero (el primer mes en el que se contabilizan las retenciones por la subida del IRPF), el conjunto de los impuestos directos cayó un 8,4% respecto al año anterior, mientras que los indirectos se desplomaban un 8,4%. Especialmente llamativa es la caída de la recaudación por el impuesto sobre el valor añadido, que alcanza el 9,8%. El Ministerio de Hacienda justifica este descenso por "el aumento de las devoluciones y el retroceso dle gasto final sujeto a IVA" (fundamentalmente, el consumo privado y la compra de vivienda nueva).

Partiendo de esas cifras, los datos agregados de la contabilidad nacional son desalentadores: el déficit de la administración central entre enero y febrero alcanza el 1,94% del producto interior bruto, frente al 1,29% del año pasado. La comparación resulta más llamativa en euros contantes y sonantes: los 20.668 millones de déficit superan en casi 7.000 al registrado doce meses atrás.

En una nota de prensa remitida esta tarde, Hacienda destaca que "estas cifras no deben considerarse indicativas de la evolución que puedan seguir las cuentas públicas a lo largo del ejercicio; mayores devoluciones de impuestos a ciudadanos y empresas, en estos primeros meses, condiciona la recaudación".

El ministerio dirigido por Cristóbal Montoro sostiene que "empieza a notarse el efecto del recorte de gasto no financiero, pero el adelanto de transferencias a otras administraciones públicas, un efecto que se cancelará a lo largo del año, incrementa temporalmente el gasto del Estado".