Reclamación a la UE

Siete países apoyan la petición de ayudas de España y Portugal por la sequía

España y Portugal sumaron hoy el apoyo de otros siete países de la Unión Europea a la petición de ayudas en favor de los agricultores y ganaderos afectados por la sequía que padece la península Ibérica.

Italia, Francia, Grecia, Chipre, Hungría, Rumanía y Eslovenia se solidarizaron, por distintos motivos, con la reivindicación promovida por España y Portugal, en el marco de un Consejo de Ministros de Agricultura, informaron fuentes comunitarias.

El titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, Miguel Arias Cañete, explicó que este país quiere que las ayudas directas a los agricultores, que normalmente se conceden en diciembre, se adelanten a octubre para aliviar los problemas financieros de las explotaciones.

Además, España pide a la UE flexibilidad en los apoyos que se conceden al sector ganadero, "fundamentalmente en la vaca nodriza". Sumando ambos conceptos, las ayudas ascenderían a unos 5.000 millones de euros, señaló el ministro.

Arias Cañete subrayó que en la actualidad "se dan todos los parámetros para que haya actuaciones" por parte de la UE y en el territorio nacional en favor de los afectados, ya que las lluvias son un 49% inferiores a la media de los últimos años.

Indicó que, aunque plantean una demanda conjunta, las peticiones de España y Portugal son diferentes, ya que muchos de los daños en España están cubiertos por el régimen de los seguros agrarios, a diferencia de Portugal, que no cuenta con ese sistema.

La Comisión Europea se mostró, por su parte, dispuesta a "utilizar todos los elementos a su disposición" para atender esas demandas, si se demuestra que están justificadas.

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, dijo al término del Consejo que, de ser necesario, se podría adelantar al 16 de octubre el uso de las ayudas agrícolas directas.

Sobre el recurso a las ayudas de Estado que no exigen la autorización previa de la Comisión, como pide Portugal, el comisario declaró que debería examinarse "caso por caso".

Más a medio plazo, según Ciolos, se podría hacer uso de las subvenciones de desarrollo rural previstas para recuperar la capacidad de la producción cuando los cultivos se ven afectados por catástrofes naturales.

Aunque hoy se planteó la petición, la decisión formal sobre las ayudas la adoptará el Comité de Gestión, que reúne a expertos de todos los Estados miembros.

Durante la cita de hoy, Italia se solidarizó con la petición presentada y adelantó que solicitará la aplicación de medidas similares si se prolonga la falta de lluvias en su territorio, mientras que Francia dijo que entiende la situación, al haber vivido algo muy parecido el año pasado.

La declaración conjunta de España y Portugal al Consejo llama la atención sobre la "sequía generalizada" en los dos países desde el pasado octubre.

"Es posible que la grave sequía continúe", señala el texto, que advierte de que la falta de agua afectará a las cosechas de cereales, "lo que agravará la escasez de pienso para los animales y, por tanto, aumentarán aún más los costes de producción".

El documento alerta de que en España la sequía está teniendo un grave impacto en la almendra, mientras que en Portugal los agricultores han tenido que recurrir al riego para mantener en buen estado los cultivos de frutas y hortalizas.

Por ello, los dos países piden al resto de socios europeos que "inicien el debate sobre las medidas que se podrían aplicar".

Por otra parte, hoy se reúne en Madrid la Mesa de la Sequía para evaluar el impacto que la falta de lluvias está teniendo en el campo.