Es difícil que se aprueben antes de junio

El PP agilizará al máximo el trámite parlamentario para acelerar los Presupuestos

El Consejo de Ministros aprobará el 30 de marzo el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, pero no será hasta bien entrado junio cuando termine su tramitación parlamentaria. La reducción del número de comparecientes y que el Senado no los modifique acortarían los plazos.

El 30 de marzo se conocerán las líneas principales de los Presupuestos de 2012, pero el camino de la tramitación parlamentaria no habrá hecho más que comenzar. En un año en que no se prorrogan las cuentas, su recorrido en las Cortes empieza la última semana de septiembre y termina a finales de diciembre, cuando el texto regresa del Senado al Congreso. Si se imprime mayor ritmo, se podrían recortar entre dos y tres semanas a ese periodo de tiempo, según las fuentes consultadas.

El PP, con 185 escaños, no necesita apoyos parlamentarios para sacarlos adelante, a diferencia de lo que ha sucedido en las dos últimas legislaturas del PSOE.

Fuentes del Grupo Popular explican que está en el ánimo de todos los partidos acelerar al máximo la tramitación parlamentaria, habida cuenta de que en julio el Gobierno aprobará el techo de gasto para 2013 y empezará a preparar las cuentas de ese año.

Tras la aprobación por el Consejo de Ministros, el proyecto será presentado por el ministro de Hacienda el 3 de abril en el Congreso. En la semana del 10 se celebrará el pleno de totalidad y en la siguiente comenzarán las comparecencias en la Cámara Baja, que se prolongarán varias semanas. Según el PP, es en esta fase en la que se intentarán acortar los plazos, reduciendo al mínimo el número de comparecientes.

Tras el trámite en ponencia y comisión en el Congreso, el texto pasará al Senado. Si la Cámara Alta introduce modificaciones, tendría que volver posteriormente al Congreso para ser aprobados en pleno. El PP tiene mayoría absoluta en el Senado y podría rechazar todas las enmiendas, pero es difícil que esto suceda, según explican las fuentes consultadas.

Acelerar trámites

En el PP confían incluso en que los trámites se puedan acelerar en las dos Cámaras y estar aprobados a finales de mayo, algo que el PSOE ve muy difícil. "Los Presupuestos tienen un trámite muy tasado", explican desde el Grupo Socialista, que se puede acortar si no hay cambios en el Senado, pero en ocasiones el grupo mayoritario utiliza la Cámara Alta para "autoenmendarse". En cualquier caso, el PSOE asegura que con mayoría absoluta en las dos cámaras toda la capacidad para marcar el ritmo de tramitación la tiene el PP. En el PSOE se sorprenden de que el PP quiera ahora acelerar la tramitación parlamentaria, cuando ha retrasado hasta el 30 de marzo la aprobación del proyecto de Presupuestos y haya obviado las exigencias de Bruselas para que presente las cuentas cuanto antes.

A la búsqueda del apoyo al menos de CiU a las cuentas

El Grupo Popular goza de mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, por lo que está exento de la obligación de buscar la aritmética parlamentaria a la que recurrió el PSOE para sacar adelante las cuentas durante las dos últimas legislaturas. No obstante, lo más probable es que el PP busque apoyos, al menos el de CiU, a la vista de las buenas relaciones que ahora mantienen ambos grupos.

CiU ha aprobado en Cataluña los últimos Presupuestos gracias al apoyo del PP, por lo que los catalanes podrían en correspondencia votar a favor de las cuentas del Estado para 2012. Está por ver que el Gobierno pueda atender la prioridad que se ha marcado CiU para esta legislatura en el Congreso, la de arrancar al Ejecutivo un pacto fiscal.

En las filas socialistas son conscientes de que sus enmiendas a los Presupuestos tienen una evolución "previsible" a la vista de la mayoría absoluta del Partido Popular.