La city

Alarma en la sierra de Madrid

Las empresas de seguridad privada no dan abasto colocando alarmas en Torrelodones, un pueblo a 30 kilómetros de Madrid que siempre ha vendido tranquilidad. Los índices de delincuencia están tocando límites desconocidos y el último suceso, un robo en el propio ayuntamiento, ha disparado la preocupación entre los más de 22.000 vecinos.

Varios delincuentes irrumpieron el sábado de madrugada en las oficinas de Tesorería. Pese a las cámaras, y desafiando la cercanía de instalaciones policiales, forzaron la caja fuerte y apenas consiguieron llevarse un botín de 3.000 euros. La noticia ha corrido como la pólvora y no hay quien consiga que le instalen una alarma ante la avalancha de peticiones de un pueblo en el que más del 80% de las viviendas son chalés.