Los socios piden una rebaja en las cuotas

Seopan amortiza el salario del presidente con el relevo de Taguas por Falcones

La patronal de las constructoras de mayor volumen, Seopan, vuelve al modelo de presidencia rotatoria entre los socios más influyentes. David Taguas cede el puesto al primer ejecutivo de FCC, Baldomero Falcones, quien jugará un papel institucional no remunerado. La decisión acompaña un recorte de costes cercano al millón de euros.

Seopan amortiza el salario del presidente con el relevo de Taguas por Falcones
Seopan amortiza el salario del presidente con el relevo de Taguas por Falcones

Punto y final a la etapa de David Taguas como representante de las mayores constructoras del país. La renuncia del ya expresidente de Seopan, al que se le acababa el contrato de cuatro años este mismo mes, ha sido resuelta con el nombramiento de Baldomero Falcones, presidente del grupo FCC y nueva imagen visible de la patronal.

Falcones, figura que goza de la simpatía del sector y de conocida habilidad diplomática, recibió el voto unánime de la junta directiva. No falta quien asegura que el nombramiento se resolvió por sorteo. Al fin y al cabo, la presidencia es de turno, por el plazo de un año y disfrutarán de ellas los presidentes de las firmas asociadas más destacadas de Seopan. ACS, Ferrovial, Sacyr, Acciona, OHL, Isolux, Comsa, San José y la propia FCC son las de más renombre entre un total de 35 entidades.

Detrás del presidente de turno se ha instaurado una vicepresidencia, también de perfil institucional, que ocupa Manuel Manrique, primera figura de Sacyr Vallehermoso. Más allá de estos representantes, gana peso Julián Núñez, hombre de la casa y buen conocedor de los entresijos del sector, como vicepresidente ejecutivo.

"El desempeño del cargo de presidente dejará de estar remunerado. Es también propósito de las empresas asociadas racionalizar y simplificar su estructura y costes operativos", explicó Seopan ayer en un comunicado.

Y es que el tijeretazo que han impuesto las constructoras a sus presupuestos se han trasladado a la propia patronal. "La prioridad no es quién va a ocupar la presidencia de Seopan sino cuánto nos va a costar", decía hace un par de semanas a micrófono cerrado el primer directivo de una de las empresas asociadas. Fuentes cercanas al colectivo comentan que la cuota que pagan las mayores constructoras es de 400.000 euros al año, por los 200.000 que aportan las menores. Distintos socios han pedido que se abaraten las anualidades y alguno suspiraba ayer porque el nuevo Gobierno no ha "recomendado" un presidente.

Renunciando a una figura externa y de perfil ejecutivo, junto a la revisión de toda la estructura de Seopan, se pretende recortar en torno a un millón de euros al presupuesto anual, según informan fuentes internas. Creada en 1957, Seopan ya tuvo en el pasado presidentes profesionales, como Mariano Aisa y Enrique Aldama, y otros de turno, como Rafael del Pino y Antón Durán.

Reunión mañanera en la CEOE

David Taguas participó en la mañana de ayer en una junta de la patronal CEOE, de la que salió apresuradamente. Probablemente sea su despedida de un foro en que preside la Comisión de Concesiones y Servicios y donde no ha dejado indiferente a nadie. Su informe de medidas para reactivar la economía, a través de inversión privada, le ha supuesto en los últimos meses un duro pulso con el sector del transporte. Finalmente el documento ha visto la luz con el sello de la CEOE.

Fichado por Seopan en abril de 2008, procedente de la oficina económica de Moncloa, Taguas ha lanzado decenas de propuestas para que el Gobierno no ralentizará la inversión pública. Desde un plan para construir 250.000 pisos de alquiler barato, hasta la construcción de 30 hospitales y 20 cárceles.