Comparecencia

De Guindos dice que basta con que el crédito no caiga o crezca "ligeramente"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que el problema de España no es que el crédito no fluya a la economía sino que se contrae, por lo que bastaría con que deje de hacerlo o al menos crezca "ligeramente".

En su comparecencia ante la Comisión de Economía y Competitividad del Senado, ha argumentado que algunos sectores de la economía española deben reducir sus deudas, pero ello no es incompatible con que el crédito crezca algo, sin que sea "de una forma desbocada".

"No podemos estar sufriendo la mayor restricción crediticia de Europa en este momento", pero no se trata de que el crédito crezca "a doble dígito" como antes de la crisis, ha dicho De Guindos.

Y para conseguir que el crédito fluya, el ministro confía en los efectos de la reforma financiera aprobada por el Gobierno, que trata de evitar la "selección adversa" que han hecho los bancos durante la crisis.

De Guindos ha argumentado que en la concesión de crédito no ha sido siempre para los mejores sino "para los mismos", en alusión a las constructoras e inmobiliarias, a las que los bancos refinancian préstamos "para que no caigan en fallido".

Por eso, ha insistido en que cuando la banca reconozca los activos inmobiliarios "adecuadamente", para lo que se han elevado las provisiones para cubrir ese riesgo, "el crédito irá a los sectores adecuados".

Ni las empresas industriales, ni las de servicios, ni las familias están demasiados endeudadas y sí lo está el sector inmobiliario, ha remarcado.